Bizcocho Angel Food

bizcoho-angel-food-básico-thermorecetas39Últimamente a Irene, a Ascen y a mí nos ha dado por los bizcochos. Los hemos hecho de mil maneras así que es normal que hayamos decidido incluir el Angel Food a nuestra colección.

Es de esas recetas que sorprende por su sencillez, al fin y al cabo, sólo lleva claras de huevo, azúcar y harina. Pero tiene pequeños matices que lo hacen diferente al resto.

Para empezar, el molde es especial. Es un molde de aluminio que no lleva teflón ni nada por el estilo. No hay que engrasarlo porque lo que queremos es que se agarre a las paredes. El molde de Angel Food lo distinguiremos porque lleva un tubo central y unas patitas para apoyar cuando le demos la vuelta al bizcocho. Estas cantidades son perfectas para usar un molde de 18 cm.

Como podéis ver, tampoco lleva levadura así que la esponjosidad se la aporta las claras de huevo montadas. Por eso tienen que estar perfectas. Y para conseguirlo se le añade un poquito de cremor tártaro que sirve para estabilizar las claras. La cantidad de huevo depende de si son tamaño M o L por eso he puesto la cantidad total que necesitamos. Así nos evitamos complicaciones.

Otra cosa que os recomiendo es que tamicéis la harina y el azúcar. Puede parecer una frivolidad pero así facilitaremos que los ingredientes se integren sin compactar la masa. Lo que queremos es que tenga muchas (muchísimas) burbujas de aire de las claras y si añadimos la harina o el azúcar de golpe esas burbujas desaparecen. Así que tendremos que mimar nuestro bizcocho al máximo.

Tanto el molde para hacer el bizcocho Angel Food como el cremor tártaro son fáciles de encontrar en tiendas especializadas.

Bizcocho Angel Food
Irresistible bizcocho a base de claras de huevo.
Autor:
Tipo de receta: Merienda
Raciones: 8
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 270 g de claras de huevo
  • 1 cucharada (de las de café) de cremor tártaro
  • 250 g de azúcar glas
  • 1 cucharada (de las de postre) de extracto líquido de vainilla
  • 90 g de harina
Preparación
  1. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  2. Pasamos 3 veces la harina por el tamiz o por un colador grande retirando impurezas y grumos.
  3. Vertemos las claras de huevo y el cremor tártaro. Los mezclamos durante 1 minuto, velocidad 2.
  4. Ponemos la mariposa en las cuchillas y programamos 9 minutos, velocidad 4.
  5. Mientras vamos tamizando el azúcar glas para eliminar grumos y airear. Transcurridos 5 minutos, echamos por el bocal cucharadas del azúcar tamizado. Así se integrará poco a poco y no le quitaremos aire al merengue.
  6. Ante de terminar el tiempo añadimos también la vainilla líquida.
  7. Vertemos las claras montadas en un cuenco amplio e incorporamos la harina tamizada en 2 tandas. Incorporamos con varillas manuales realizando movimientos envolventes.
  8. Con cuidado ponemos la masa en el molde especial e introducimos en la altura media del horno. Cocemos durante 40 - 45 minutos o hasta que la superficie tenga un color dorado bonito.
  9. Retiramos del horno y le damos vuelta al molde apoyándolo en las patitas. Lo dejamos enfriar asi durante 60 minutos.
  10. Transcurrido el tiempo, pasamos una espátula fina por todo el perímetro interior del molde. Tiene que se una de una sola pasada para separar el bizcocho del molde y que nos quede bonito. Así que hay que hacerlo con mimo pero sin titubear. Hacer lo mismo con el tubo central y darle la vuelta. Retiramos el molde exterior y nos quedará pegado la base a la que también le pasaremos la espátula para separarla del bizcocho.
  11. Dejamos enfriar completamente sobre rejilla.
  12. Antes de servir lo podemos decorar con chocolate fundido o un frosting aunque sólo está muy rico.
Información nutricional por ración
Calorías: 177

Equivalencias con TM21

equivalencias thermomix

Más información – Plastilina casera


Mayra Fernández Joglar

Nací en Asturias en 1976. Estudié Técnico de Empresas y Actividades Turísticas en Coruña y ahora trabajo como informadora turística en la provincia de Valencia. Soy un poco ciudadana del mundo y llevo en mi maleta fotos, recuerdos y recetas de aquí y de allá. Pertenezco a una familia en la que los grandes momentos, buenos y malos, se desarrollan alrededor de una mesa, así que desde pequeña la cocina ha estado presente en mi vida. Pero sin duda mi pasión se acrecentó con la llegada de la Thermomix a mi casa. Después vino la creación del blog La Cuchara Caprichosa (http://www.lacucharacaprichosa.com). Es mi otro gran amor aunque lo tenga un poco abandonado. Actualmente formo parte del maravilloso equipo de Thermorecetas, en el que colaboro como editora. ¿Qué más puedo desear si mi pasión forma parte de mi vocación y mi vocación de mi pasión?

3 comentarios

  1.   sonia dijo

    hola
    tiene muy buena pinta pero me podrias decir ¿ que es el cremor tartaro y donde se compra’

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      Hola Sonia:

      el cremor tártaro es bitartrato de potasio, también conocido como hidrogenotartrato de potasio. O sea ser, unos polvos blancos y muy finos como si fuera levadura pero que sirven para estabilizar las claras y que no se bajen.

      En algunos grandes supermercados ya se suele ver. Aunque en cualquier tienda de repostería o tartas fondant lo tienen.

      Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: