Calzone de espinacas

Calzone de espinacas

Todos sabemos que las pizzas son italianas y que las hechas en casa están buenísimas. Así que hoy os propongo que vayamos un poco más lejos y preparemos un calzone de espinacas.

El calzone no tiene muchos secretos. Simplemente es una base de pizza doblada como si fuera una empanadilla gigante. Lo bueno es que, al sellarse, los ingredientes se cuecen en su interior. El resultado es una masa crujiente y un relleno jugoso.

La masa de esta receta lleva cerveza. Aunque, si este ingrediente no os gusta, podéis utilizar cualquiera de las opciones que Irene nos dio en su receta de pizza naturale.

Otra cosa a tener en cuenta es que la receta está adaptada a singles. Sí, ya sé que últimamente estoy muy pesada con el tema pero no sabéis lo difícil que es encontrar recetas para una sola persona.

Está claro que la masa la preparo siguiendo la receta, con todas sus cantidades. La dejo subir y después la parto en 4 porciones. Llegados a este punto tenemos dos opciones; envolver las porciones restantes y congelarlas hechas una bola. O precocinarlas y congelarlas. Para ello extiendo las raciones como si fuera a consumirlas en el momento, las pincho con un tenedor para que no suban y las horneo durante 10 minutos a 200º. Las retiro, las dejo enfriar, las envuelvo en film transparente y ¡al congelador!.

Cualquiera de los dos métodos es muy útil. Incluso son complementarios, por ejemplo, se puede congelar una porción y extender dos. Todo depende de lo que vayáis a preparar en el futuro. Si os gustan más las pizzas utilizad la segunda opción, si por el contrario queréis investigar más en los diferentes rellenos del calzone os recomiendo la primera opción que os permitirá doblar la masa fácilmente.

¡Espero que os guste!

Calzone de espinacas
El calzone es otra especialidad italiana. Fácil de hacer y con un resultado crujiente y jugoso que dejará a tu familia boquiabierta.
Autor:
Tipo de receta: Masas
Raciones: 1
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
-Ingredientes masa (Para 4 personas)
  • 300 g de harina de fuerza
  • 10 g de levadura fresca
  • 150 g de cerveza
  • 5 g de sal
  • 15 g de aceite de oliva virgen
  • Una pizca de azúcar
-Ingredientes del relleno (Para 1 persona)
  • 75 g de cebolla
  • 20 g de aceite
  • 75 g de espinacas descongeladas y bien escurridas
  • 75 g de requesón, ricotta o queso Burgos
  • 30 g de queso parmesano
  • 1 cucharada sopera de pasas
  • Sal y pimienta
Preparación
  1. Vamos a empezar preparando la masa ya que nos llevará algo más de tiempo porque necesita reposo.
  2. Poner en el vaso el aceite, la cerveza, el azúcar y la sal. Calentar durante 1 minuto a 37º y velocidad 2.
  3. Añadir, a través del bocal, la levadura desmenuzada con los dedos. Mezclar durante 10 segundos a velocidad 4.
  4. Añadir la harina y mezclar durante 5 segundos a velocidad 5. Y a continuación amasar durante 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
  5. Retirar la masa del vaso, hacer una bola y dejarla reposar en un cuenco amplio espolvoreado de harina. Tapar con un paño de cocina limpio.
  6. Mientras la masa fermenta iremos preparando el relleno. Para ello rallaremos el parmesano durante 30 segundos, velocidad progresiva 5-7-9. Retirar del vaso y reservar.
  7. Pelar y trocear la cebolla, para picarla programar 4 segundos, velocidad 4. Añadir el aceite y sofreír durante 5 minutos, 100º y velocidad 1.
  8. Incorporar las espinacas y volver a programar 5 minutos, 100º y velocidad 1.
  9. Terminado el tiempo añadir los dos tipos de queso y las pasas. Salpimentar y mezclar todo durante 30 segundos, velocidad 2 y giro a la izquierda. Dejar en el vaso.
  10. Volvemos otra vez con la masa que ya habrá doblado su volumen. Precalentar el horno a 250º y poner la masa en una mesa de trabajo previamente enharinada. Cortar la masa en 4 trozos.
  11. Tomar una de las porciones y trabajarla, con un rodillo enharinado, para darle forma redondeada o de disco. Rellenar la mitad inferior de la masa con la mezcla de espinacas (como si fuese una empanadilla) dejando un borde sin farsa. Humedecer dichos bordes con un poco de agua y presionar con los dedos o con un tenedor para que queden bien sellados.
  12. Enharinar el calzone y colocarlo a una bandeja. Introducirla en el horno, bajar la temperatura a 200-225 y dejar cocer entre 20 o 25 minutos.
  13. Retirar del horno y servir enseguida.

Equivalencias con TM21

Más información – Pizza naturale


Mayra Fernández Joglar

Nací en Asturias en 1976. Estudié Técnico de Empresas y Actividades Turísticas en Coruña y ahora trabajo como informadora turística en la provincia de Valencia. Soy un poco ciudadana del mundo y llevo en mi maleta fotos, recuerdos y recetas de aquí y de allá. Pertenezco a una familia en la que los grandes momentos, buenos y malos, se desarrollan alrededor de una mesa, así que desde pequeña la cocina ha estado presente en mi vida. Pero sin duda mi pasión se acrecentó con la llegada de la Thermomix a mi casa. Después vino la creación del blog La Cuchara Caprichosa (http://www.lacucharacaprichosa.com). Es mi otro gran amor aunque lo tenga un poco abandonado. Actualmente formo parte del maravilloso equipo de Thermorecetas, en el que colaboro como editora. ¿Qué más puedo desear si mi pasión forma parte de mi vocación y mi vocación de mi pasión?

Un comentario

  1.   Mayra Fernández Joglar dijo

    Y lo mejor de todo es que puedes cambiar los ingredientes a tu gusto. Así que hoy con espinacas y otro día de atún y piña!!

    Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: