Crema picante de lentejas indias

Crema picante de lentejas indias amarillas

En la India, las legumbres (Dal) forman parte habitual del menú familiar. Existen muchas variedades de lentejas y sus proteínas son un gran complemento de una dieta donde el consumo de carne es nulo o escaso. Las lentejas indias son lentejas como tales u otro tipo de legumbres partido. Se cocinan y consumen peladas. Algunas se emplean hasta en postres y repostería.

En este plato de crema picante de lentejas indias, estrictamente vegetariano y de total inspiración hindú, he utilizado lentejas amarillas (Chana Dal). Podéis encontrarlas en establecimientos especializados en alimentación hindú o en cocina internacional. Estas lentejas son las que aportan a la receta todo su sabor, está de verdad riquísimo, pero si no las encontrarais, en algunos supermercados venden lentejas peladas, podéis utilizar éstas. Es picante porque lleva dos guindillas, de las rojas, pequeñas y secas. Podéis reducir o eliminar el picante, poniendo una o ninguna guindilla. Si queréis completar el menú con otras delicia hindú, os recomiendo probar como postre el Lassi de mango y cardamomo, todo un clásico.


Crema picante de lentejas indias
Una receta de sabor exótico, especiada y picante, que nos trae todos los aromas de la India y el aporte nutritivo de sus lentejas amarillas Chana Dal. Un plato vegetariano y vegano con un sabor inimitable.
Autor:
Tipo de receta: Verduras
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 75 g de lentejas amarillas indias (Chana Dal)
  • 150 g de zanahorias
  • 150 g de cebolla
  • 75 g de tomate natural
  • 500 ml de caldo vegetal ( o 500 ml de agua y una pastilla de caldo de verduras)
  • 250 ml de leche entera
  • 1 diente de ajo
  • 25 g de mantequilla
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 2 guindillas
  • 1 cucharadita de sal
Preparación
  1. Pon las lentejas en un colador y acláralas con un chorro de agua fría. Escúrrelas y ponlas en el vaso.
  2. Añade las zanahorias peladas y troceadas, la cebolla, el tomate, el diente de ajo y el caldo (o el agua y la pastilla). Cuécelo todo durante 30 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2, con el cubilete puesto.
  3. Mientras se enfría un poco, en un cazo calienta la mantequilla a fuego lento y, una vez derretida, añade la cúrcuma y el comino. Remueve durante 20 segundos y retira del fuego (puedes hacerlo también en el microondas durante 30 segundos a máxima velocidad). Añade el zumo de limón y la sal. .
  4. Añade esta mezcla al vaso junto las guindillas. Asegúrate de que la temperatura haya disminuido para triturar durante 30 segundos, velocidad progresiva 5/10.
  5. Añade la leche y tritura de nuevo 10 segundos velocidad progresiva 5/10.
  6. Si prefieres una textura más clara, puedes añadir más leche hasta lograr tu preferida.
Notas
Las especias podéis encontrarlas en herboristerías, mercados, tiendas gourmet, establecimientos de cocina internacional o especializados en cocina india.

El comino es sencillo de encontrar, hay en cualquier supermercado, pero si no encontrarais la cúrcuma, podéis sustituirla por curry y un poquito de colorante alimentario (la cúrcuma le da un color amarillo a la crema).

Equivalencias con TM21

Más información – Lassi de mango y cardamomo


Ana Valdés

Me encanta cocinar. Y escribir. Así que, ¿qué mejor que un blog de cocina? Thermorecetas combina mi trabajo y mi pasión. Soy Licenciada en Periodismo, y hace ya años creé en Valencia, donde nací en 1970, mi propia agencia: Producción Informativa, especializada en comunicación y edición de publicaciones. Durante este tiempo, ha redactado todo tipo de artículos periodísticos, textos publicitarios y campañas de comunicación, además de trabajos de diseño gráfico, fotografía y coordinación de ediciones.

4 comentarios

  1.   Alfonso dijo

    Estimada Ana, 

    Me anoto tu receta para hacerla en cuanto tenga tiempo, a ver si la puedo incluir en el menú de la semana que viene. Un par de dudas ¿Estas lentejas no hay que ponerlas en remojo el día antes? y ¿Como es mejor tomar esta crema caliente o fría?. Gracias y un saludo.

    1.    Ana Valdés dijo

      ¡ Hola Alfonso! No, no es necesario. Este tipo de lentejas no lo necesitan. La crema, mejor caliente. Gracias a ti. ¿Me contarás si te ha gustado cuando la hagas? ¡Un abrazo!

  2.   Ángela dijo

    Lo he hecho hoy y está delicioso. En vez de dos guindillas puse una y no añadí más sal que la de la pastilla de caldo.
    Un plato fantástico para los vegetarianos y para los que nos gusta la comida sana y multicultural.

    1.    Ana Valdés dijo

      Me alegra que te haya gustado, Ángela. ¿Verdad que tiene un sabor especial? Es una de mis favoritas. Y perfecta esa adaptación a tus gustos. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: