Crostata de chocolate, limón y fruta fresca

crostata-chocolate-limon-1

A ver qué os parece esta crostata de chocolate, crema de limón y fruta fresca.

La crostata, postre italiano por excelencia, está presente en todas las celebraciones. Es una preparación con sun sinfín de posibilidades y, por tanto, perfectamente adaptable a nuestros gustos. Yo la he hecho de chocolate (en casa todo lo que lleva este ingrediente triunfa) con una crema de limón ligera, fresca e intensa y también con fruta fresca.

Con las claras de huevo que me han sobrado hoy mismo voy a hacer un bizcocho (no sé si de coco o de almendras) sin yemas. Os lo mostraré en unos días, siempre y cuando quede bien, claro…

Crostata de chocolate, limón y fruta fresca
Genial como postre o para merendar. La base es de chocolate, tiene una crema de limón y podéis decorarla con la fruta que más os guste.
Autor:
Cocina: Italiana
Tipo de receta: Postre
Raciones: 8
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
Para la masa:
  • 300 g de harina
  • 50 g de cacao amargo en polvo
  • 80 g de azúcar
  • 130 g de mantequilla en trozos a temperatura ambiente
  • 1 huevo entero
  • 2 yemas
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
Para la crema al limón:
  • 2 limones grandes no tratados (utilizaremos la piel y el zumo que serán unos 100g de líquido)
  • 100 g de azúcar
  • 20 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 yemas
Y además:
  • Licor tipo limoncello (opcional)
  • Un poco de chocolate fundido
  • Fruta fresca (en mi caso alguna fresa y 1 kiwi)
  • Unas hojitas de menta
Preparación
  1. Empezamos haciendo la masa.
  2. Ponemos en el vaso la harina, el cacao, el azúcar y la mantequilla. Incorporamos los huevos y la levadura. Mezclamos todo durante 15 o 20 segundos en velocidad 4½.
  3. Sacamos la masa la juntamos con las manos, compactándola, y la envolvemos en film transparente. Dejamos que repose en el frigorífico unos 20 minutos.
  4. Engrasamos y enharinamos un molde desmoldable de 24 o de 26 centímetros de diámetro (el mío es de 26). Extendemos la masa entre dos láminas de papel de horno ayudándonos de un rodillo y forramos con ella el molde, incluidos los bordes. Pinchamos la masa con un tenedor. Si no queréis complicaros con los papeles y el rodillo también podéis coger porciones de masa e ir colocándolas en el molde aplastándola con las manos. Recordad que tenemos que cubrir también el borde del molde (sería como hacer un molde o plato con la masa).
  5. Cubrimos la superficie con papel de hornear y ponemos sobre ese papel judías o garbanzos secos para hacer una cocción en blanco. Horneamos a 180º durante 20 minutos aproximadamente.
  6. Ahora hacemos la crema. Ponemos el el vaso limpio y seco la piel de limón (solo la parte amarilla) y 20 g de azúcar. Trituramos 20 segundos, velocidad 10. Incorporamos el azúcar restante (80g), la mantequilla y las yemas. Programamos 2 minutos, velocidad 4. Añadimos el zumo de los 2 limones (100g aproximadamente) y programamos 10 minutos, 90º, velocidad 4. Sacamos y dejamos que enfriar en un bol, a temperatura ambiente y luego en la nevera.
  7. Cuando la crema se enfríe veréis que no es demasiado compacta, es más bien líquida porque no le hemos puesto ningún espesante, solo la mantequilla y los huevos. Pero es lo suficientemente consistente para cubrir la superficie de la crostata.
  8. Una vez se hayan enfriado las dos preparaciones pincelamos la base con un poco de limoncello (poco, para que siga siendo un contenedor rígido), con otro licor o con un poquito de zumo de naranja si no queréis que lleve alcohol. Luego pincelamos ligeramente la superficie con un poco de chocolate fundido con el fin de impermabilizarla. Metemos de nuevo al frigo para que el chocolate solidifique.
  9. Colocamos la crema en la superficie y volvemos a meter en la nevera.
  10. Justo antes de servir troceamos nuestra fruta y la colocamos como más nos guste sobre la crema de limón. Acabamos de decorar con las hojitas de menta.
Notas
La crema de limón es bastante ligera en lo que a consistencia se refiere (no lleva demasiada mantequilla y tiene solo 2 yemas).
Es mejor que no empapemos demasiado la base de la crostata con licor o zumo. Así será un buen recipiente para nuestra crema de limón. El chocolate fundido servirá para hacer la base aún más consistente pero podéis prescindir de él si no queréis ponerlo.
Es mejor que la fruta la coloquemos en el momento de servir para que la crema de limón no quede teñida del color de la fruta
Información nutricional por ración
Calorías: 300

Equivalencias con TM21

tabla-equivalencias

Fuente – Basado en una receta de Torte di casa

Más información – Tiramisú original


Ascen Jiménez

Me llamo Ascen y soy Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas. Me gusta cocinar, la fotografía y disfrutar de mis cuatro peques. En diciembre de 2011 mi familia y yo nos trasladamos a Parma (Italia). Aquí sigo haciendo platos españoles pero también elaboro la comida típica de este país, en concreto de la región de Parma -los parmesanos presumen de ser la "food valley" y cuna gastronómica de Italia…-. Intentaré transmitiros esta cultura culinaria, por supuesto, siempre con nuestra Thermomix o con el Bimby, como dicen los italianos.

2 comentarios

  1.   María dijo

    Hola. La crostata de limón la hice esta mañana y no cuaja ??. O esque no tiene que cuajar?

    1.    Ascen Jiménez dijo

      Hola María,
      No tiene que quejar, espesa un poco al enfriar pero sigue quedando un poco líquida.
      Espero que te gustara.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: