Magdalenas de mango

madalenas-mango

Siempre que tengo una fruta demasiado madura y no tengo ingredientes, ganas o tiempo de emplearla en algo rico, la pelo, la troceo y la congelo. Y allí está congelada hasta que le llega su momento. Hoy ha sido el día de un mango que tenía hibernando desde hace semanas. Y se ha convertido en unas ricas madalenas. Han salido muy buenas, ligeras y esponjosas. Las hemos acompañado con un batido de chocolate caliente. Y los niños, encantados.

Para que las magdalenas crezcan y tengan su típico copete, es importante introducir el molde de papel en otro molde más rígido, de metal, de silicona, de cerámica… pues con el molde blando, la masa se expande y no sube. También hay que dejar reposar la masa media horita antes de meter en el horno y no hay que abrir el horno hasta que no hayan crecido y se las vea doradas, es decir listas para sacar.


Magdalenas de mango
Las madalenas de mango aportan un toque especial a la receta tradicional.
Autor:
Cocina: Moderna
Tipo de receta: Repostería
Raciones: 24 unid
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 350 g de harina de repostería
  • 200 g de mango maduro (el peso es ya pelado y sin hueso)
  • un sobre de levadura química o en polvo (15 g)
  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar (yo uso azúcar moreno, podéis poner blanquilla)
  • 100 g de leche (yo uso semidesnatada, podéis poner la que más os guste)
  • 200 g de aceite de girasol
  • media cucharadita de sal
Preparación
  1. Ponemos el azúcar en el vaso (bien seco) y la pulverizamos a golpe de turbo. Sacamos y reservamos.
  2. Sin lavar el vaso, ponemos la mariposa. Separamos las yemas de las claras. Reservamos las yemas y ponemos las claras en el vaso con la sal. Programamos 3 minutos, 37º, velocidad 3 y medio. Sacamos y reservamos en un recipiente grande (luego le añadiremos la totalidad de la masa).
  3. Quitamos la mariposa. Sin lavar el vaso, introducimos el mango troceado en el vaso y trituramos durante 5 segundos a velocidad 6. Sacamos y reservamos.
  4. Enjuagamos el vaso, ponemos la mariposa. Introducimos las yemas y el azúcar reservados. Batimos durante 2 minutos, 37º, temperatura 3 y medio.
  5. Programamos velocidad 3, sin tiempo. Con el cubilete puesto, volcamos sobre la tapa poco a poco el aceite y la leche, hasta que se hayan colado completamente por el bocal.
  6. Quitamos la mariposa. Añadimos el mango reservado y batimos durante 30 segundos, velocidad 4.
  7. Incorporamos la harina y la levadura. Batimos durante 30 segundos, velocidad 4.
  8. Vertemos la masa en el recipiente de las claras montadas y mezclamos con cuidado con la ayuda de una lengua pastelera.
  9. Ponemos los moldes de papel en el interior de un molde más rígido. Vertemos en ellos la masa, sin llegar al borde.
  10. Los dejamos reposar 45 minutos antes de encender el horno (necesitan media hora de reposo como mínimo). Encendemos el horno a 250º. Cuando esté caliente, metemos en la posición central las madalenas y bajamos la temperatura a 220º, con calor arriba y abajo.
  11. Horneamos durante 15 ó 20 minutos, hasta que haya subido la masa y esté dorada la parte superior.
  12. Sacamos inmediatamente del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.
Notas
Para que las madalenas suban y tengan su típica forma redondeada es improtante seguir algunas recomendaciones:
Hay que introducir los moldes de papel en otro molde más rígido: de metal, de silicona, de cerámica... Con el molde blando, la masa se expande y no sube.
La masa tiene que reposar una hora antes de meterla al horno para que la levadura actúe.
No hay que abrir el horno durante todo el proceso. Si se abre, no crecerá. Y si acaba de crecer, se hundirá.
Finalmente, para que no se resequen y queden esponjosas, hay que sacarlas del horno nada más terminar. Si se dejan dentro, se deshidratan con el calor residual.
Información nutricional por ración
Tamaño de ración: unidad Calorías: 120

 Equivalencias con TM 21

Equivalencias thermomix

Más información – Batido de chocolate caliente


Ana Valdés

Me encanta cocinar. Y escribir. Así que, ¿qué mejor que un blog de cocina? Thermorecetas combina mi trabajo y mi pasión. Soy Licenciada en Periodismo, y hace ya años creé en Valencia, donde nací en 1970, mi propia agencia: Producción Informativa, especializada en comunicación y edición de publicaciones. Durante este tiempo, ha redactado todo tipo de artículos periodísticos, textos publicitarios y campañas de comunicación, además de trabajos de diseño gráfico, fotografía y coordinación de ediciones.

4 comentarios

  1.   Azucena dijo

    Hola Ana !
    Tienen una pinta buenísima las intentare hacer a ver si salen más jugosas que las de limón pues me salieron secas igual tengo que bajar un poco el horno o dejarlas menos tiempo.
    Hacéis unas recetas fabulosas pero me gustaría saber si puedo cambiar el mango por otra fruta y si salen igual sin echar fruta.
    Muchas gracias
    Un saludo
    Azucena

    1.    Ana Valdés dijo

      Hola Azucena! Se te secan porque se deshidratan. En cuanto veas que el copete está dorado, sácalas del horno. Y tienes que tener el horno muy caliente cuando las metas, a 250º, y en cuanto cierres la puerta, luego lo bajas a 220º. Puedes cambiar el mango por cualquier otra fruta, pero que sea de pulpa blanda. Y las puedes hacer sin fruta, pero varía un poco la receta. Sigue ésta: http://www.thermorecetas.com/magdalenas/
      Seguro que te salen riquísimas. Un beso!

  2.   inma dijo

    hola se podrían hacer en una maquina de esas de magdalenas o cupcakes?

    gracias.

    1.    Ana Valdés dijo

      Hola inma. La verdad es que no he utilizado nunca una máquina de ese tipo. Pero si se rellenan con masa para madalenas, pues entiendo que sí, porque esto es una masa para madalenas. Ya me cuentas. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: