Mousse de leche condensada

mousse-de-leche-condensada-thermorecetas

Mi receta para estas fechas es blanca y roja. Muy clásica pero ¿habrá mejores colores para celebrar San Valentín? No, no los hay. Además los colores no os van a importar cuando probéis la mousse de leche condensada porque está tan rica que se os van a nublar los sentidos.

Reconozco que es pelín dulce por eso hay que acompañarla con algo que le dé un toque ácido como unas frambuesas, una compota de fresas o mermelada de naranja o kiwi. El contraste es muy bueno y se distinguen perfectamente los sabores.

Con estas cantidades he rellenado 6 vasos zurito, o sea, los de los chatos de toda la vida. Si no sois muy golosos os recomiendo que utilicéis recipientes más pequeños porque la mousse de leche condensada cunde bastante.

Podéis utilizar esta receta no sólo para sorprender el Día de los Enamorados. También es genial para preparar en chupitos o vasitos pequeños para un bufé o cumpleaños.

¿Os animáis?

Mousse de leche condensada
Una deliciosa mousse blanca para los más golosos de la casa
Autor:
Tipo de receta: Postre
Raciones: 6
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 400 g de leche condensada
  • 5 g de gelatina neutra en hoja
  • 250 g de nata para montar (m.g. 35%)
  • 2 claras de huevo
  • 1 pellizco de sal
  • frambuesas, mermelada de fresas, mermelada de kiwi para decorar
Preparación
  1. Ponemos la leche condensada en el vaso y la calentamos 6 minutos, 60º, velocidad 1.
  2. Mientras ponemos a remojo en agua fría las hojas de gelatina neutra.
  3. Transcurrido el tiempo, escurrimos bien la gelatina y la incorporamos al vaso procurando que no caiga en las cuchillas. Mezclamos durante 1 minuto, velocidad 2.
  4. Filtramos la crema con un colador de malla fina para evitar que vayan grumos. Reservamos aparte para que se enfríe.
  5. Lavamos y secamos bien el vaso, la tapa y la mariposa. Y montamos las claras con un pellizco de sal durante 2 minutos, velocidad 3½. Retiramos y reservamos.
  6. Sin lavar el vaso ponemos la mariposa en las cuchillas y semimontamos la nata programando sin tiempo, velocidad 3½. Debemos vigilar por el bocal y parar la máquina cuando la nata empiece a pegarse en el vaso. Tiene que estar semimontada no montada del todo. Retiramos a un bol amplio.
  7. Vertemos la leche condensada en la nata y la vamos integrando poco a poco con varillas manuales. Incorporamos también las claras montadas a la mezcla de nata y leche condensada. Realizaremos movimientos envolventes para facilitar la integración y que no se bajen las claras.
  8. Repartimos la mezcla en vasitos y reservamos unas 2 horas en la nevera para que coja cuerpo.
  9. A la hora de servir podemos adornar con la fruta o mermelada escogida.
Notas
Dependiendo de la marca las hojas de gelatina neutra tienen diferente tamaño por eso lo he puesto en gramos para que nadie se confunda.
Información nutricional por ración
Calorías: 350

Equivalencias con TM21

equivalencias thermomix

Más información – Compota de fresas

Categorías

Huevos, Postres

Mayra Fernández Joglar

Nací en Asturias en 1976. Estudié Técnico de Empresas y Actividades Turísticas en Coruña y ahora trabajo como informadora turística en la provincia de Valencia. Soy un poco ciudadana del mundo y llevo en mi maleta fotos, recuerdos y recetas de aquí y de allá. Pertenezco a una familia en la que los grandes momentos, buenos y malos, se desarrollan alrededor de una mesa, así que desde pequeña la cocina ha estado presente en mi vida. Pero sin duda mi pasión se acrecentó con la llegada de la Thermomix a mi casa. Después vino la creación del blog La Cuchara Caprichosa (http://www.lacucharacaprichosa.com). Es mi otro gran amor aunque lo tenga un poco abandonado. Actualmente formo parte del maravilloso equipo de Thermorecetas, en el que colaboro como editora. ¿Qué más puedo desear si mi pasión forma parte de mi vocación y mi vocación de mi pasión?

17 comentarios

  1. Saray Benitez Lopez Lourdes Lopez

    1. y cuando veas su textura dirás….ooooooOOOOOOOoo!!
      😉

  2. Gemma Cerrada  Gemma Cerrada dijo

    Unmmmm que rico !!!

    1. ya verás…puro vicio!!

  3. Ya estoy yo mirando los ingredientes

  4. Monica Fabra Vidal anímate

  5. Salvador Moreno  Salvador Moreno dijo

    Hola, cuando habñais de “movimientos envolventes” a qué os referis exactamente. Yo siempre que he realizado una receta que incluía esos movimientos se me ha bajado o la nata o el merengue….. Algún consejo, por favor!!

    1. aquí van mi respuesta aunque seguro que lo que te voy a contar ya lo sabes:
      “el movimiento envolvente” se utilizar cuando hay que mezclar dos preparaciones con burbujas como las claras a punto de nieve y/o nata.
      Yo suelo incorporar las claras al final del todo. Es decir, si hay nata y claras montadas empiezo por la nata y al final incorporo las claras al resto de la preparación y lo hago por tandas.
      Pongo las varilla de globo en centro y desde abajo hago un giro contrario a las agujas del reloj. Así lo que está abajo trato que esté arriba.
      Giro un poco el cuenco y vuelvo ha meter las varillas en el centro y hago otra ver el giro contrario a las agujas del reloj. Añado otro poco de claras montadas y voy girando el cuenco y las varillas hasta que las claras estén incorporadas.
      Cuando ya he terminado las claras montadas y veo que están integradas paro de mezclar y no me excedo para que las burbujas no desaparezcan.
      Espero que te sirva!!

  6. Mónica García  Mónica García dijo

    Por favor ,que ricooooo

  7. Espe Lopez Aguado  Espe Lopez Aguado dijo

    Tamara Morales Aguza, le decimos a la yaya Pilli q nos la haga? 😉

    1.  Recetas Thermomix  Recetas Thermomix dijo

      Yo también voto que sí! 😉

  8.   Laura dijo

    Hay un problema y es que para montar nata, aparte de que ésta tiene que tener un mínimo de 30% de materia grasa, tanto la nata como el vaso han de estar fríos. Y como venimos de poner el vaso a 60º, la nata no sube, e estado vigilando que se montara al menos un poco durante mas de 5 minutos y nada…

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      La verdad es que yo no tuve ese problema pero no pasa nada, montaremos la nata después de las claras y asunto arreglado!!

      Si aún así tienes problemas lo que puedes hacer es picar unos cubitos de hielo para que se enfríe el vaso. Los retiras y continuas con la receta.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: