Rompope: el ponche de las clarisas

Rompope: el ponche de las clarisas

Cuenta la wikipedia que el rompope nació en los conventos de las monjas clarisas, que elaboraban esta bebida para sus invitados. El secreto del rompope se guardaba entre sus muros, pero la fama de esta bebida los traspasó de tal forma que, cuando decidieron comercializarlo, las ganancias sustentaron la Orden. Dice esta enciclopedia popular que “desde la época virreinal, la receta original se resguarda tras los muros de los conventos de Puebla, y aunque no es propia de los mexicanos, el rompope gusta tanto que desde hace años ya se adoptó como mexicano. Así pues, en las cocinas de los conventos virreinales se molieron en sus metates los más variados ingredientes que sazonaron, perfumaron y recibieron color de las flores, para formar uno de los más ricos mestizajes en México. A pesar de que sí hay una receta para hacer rompope, se supone que hay un ingrediente de la fórmula original que todavía se desconoce”. Hay también quien atribuye su origen a un artesano mejicano y a las monjas agustinas del convento de Santa Mónica en Puebla (Méjico).

El caso es que esta deliciosa bebida mejicana iguala su sabor al de la rica repostería conventual. Las yemas de huevo son uno de sus ingredientes. Podéis aprovechar las claras para hacer, por ejemplo, unas cocadas y servirlo todo con un café de sobremesa. Aquí no se tira nada.


Rompope: el ponche de las clarisas
El rompope es una tradicional bebida mejicana, cuyo origen se atribuye a las recetas secretas de las monjas clarisas. Leche, almendras, huevo y ron son sus ingredientes principales.
Autor:
Tipo de receta: Bebidas
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 130 g de azúcar
  • 50 g de almendras crudas y peladas
  • 500 ml de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 1 palo de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 ml (1 cubilete) de ron (negro o blanco) o brandy
Preparación
  1. Primero haremos un azúcar avainillado. Para ello, introducimos en el vaso el azúcar y la vaina de vainilla y molemos durante 20 segundos a velocidad progresiva 5/10. Sacamos y reservamos.
  2. Introducimos las almendras y las molemos a golpe de turbo.
  3. Incorporamos el azúcar avainillado, la leche y la canela. Cocemos durante 10 minutos, 90º, velocidad 2.
  4. Colamos y dejamos enfriar fuera del vaso.
  5. Introducimos en el vaso el ron y las yemas de huevo. Batimos durante 10 segundos velocidad 3.
  6. Añadimos la mezcla de la leche que tenemos reservada (es importante que no esté caliente, pues se cuajarían las yemas) y lo batimos todo de nuevo durante 15 segundos a velocidad 2.
  7. Guardamos en la nevera y servimos bien frío. Hay que removerlo antes de servir.

Equivalencias con TM21

Más información – Cocadas

Categorías

Bebidas y zumos, Postres

Ana Valdés

Me encanta cocinar. Y escribir. Así que, ¿qué mejor que un blog de cocina? Thermorecetas combina mi trabajo y mi pasión. Soy Licenciada en Periodismo, y hace ya años creé en Valencia, donde nací en 1970, mi propia agencia: Producción Informativa, especializada en comunicación y edición de publicaciones. Durante este tiempo, ha redactado todo tipo de artículos periodísticos, textos publicitarios y campañas de comunicación, además de trabajos de diseño gráfico, fotografía y coordinación de ediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: