Tyropita, tarta de queso griega

Tyropitta

Ya sabéis lo que me gusta la pasta Phylo o Filo porque ya hemos hecho varias recetas con ella y en las que conocíamos cómo hay que manipularla: milhojas de salmorejo y berenjena o canelones crujientes de queso de cabra.

Hoy vamos a preparar un plato delicioso griego que se llama Tyropita, elaborado a base de pasta filo y un relleno de bechamel y queso feta.

Aunque la pasta filo es un poco delicada de manipular, esta receta es sencilla (no os asustéis por la larga explicación). Sólo es un poquito más elaborada la parte de pincelar e hidratar las hojas de filo, pero nada más porque del resto se encargará nuestra thermomix.

Tanto el queso feta como la pasta filo ya se pueden adquirir en cualquier supermercado.

Es una opción perfecta para cuando os juntéis varios en casa, porque es fácil de transportar y fácil de dividir. Y, por supuesto, podemos dejarla hecha con un par de horas de antelación.

Tyropita, tarta de queso griega
Tyropita o tarta de queso griega, elaborada a base de pasta filo y rellena de bechamel y queso feta. Ideal como picoteo entre amigos o cena.
Autor:
Tipo de receta: Entrantes
Raciones: 6-8
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 500 g de queso feta
  • 8 hojas de pasta filo
  • 50 g de mantequilla o margarina
  • 50 g de harina
  • 500 g de leche (puede ser entera, semi o desnatada)
  • 2 huevos
  • pimienta
  • sal
  • nuez moscada
  • 100 g de aceite de oliva para hidratar las hojas
Preparación
  1. Ponemos en el vaso la mantequilla y programamos 2 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara.
  2. Añadimos la harina y programamos 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.
  3. Agregamos la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 4.
  4. Incorporamos el queso feta desmigado (podemos desmigarlo directamente con las manos porque se deshace muy bien) y programamos 1.30 minutos, 90º, velocidad 2, giro a la izquierda.
  5. Dejamos que baje la temperatura a 80º y añadimos los huevos y removemos 30 segundos, giro a la izquierda, velocidad 2 (sin temperatura). Echamos el relleno en una fuente amplia y dejamos que se temple unos 30-45 minutos.
  6. Cogemos un molde redondo desmontable y pintamos la base con aceite de oliva. Cogemos la primera hoja de pasta filo y pintamos la superficie (sobre todo las esquinas, que son más secas), la colocamos en horizontal en el molde redondo. Las esquinas de las hojas nos deben quedar por fuera del molde. Pincelamos la siguiente hoja y la colocamos en el molde en sentido vertical (es decir, al contrario que la anterior). También nos sobrarán los bordes que dejamos que cuelguen por fuera. Colocamos otras dos hojas de la misma manera.
  7. Sobre estas 4 hojas de pasta filo añadimos el relleno de queso feta que teníamos reservado. Ahora colocaremos las 4 hojas restantes del mismo modo, alternando el sentido en el que colocamos las hojas y dejando que sobresalgan los bordes.
  8. Cuando hayamos terminado con las 4 hojas de la parte superior, con cuidado, doblamos todas las esquinas y bordes que nos han sobrado hacia dentro. Pincelamos toda la superficie con más aceite.
  9. Horneamos 30 minutos a temperatura 180 º.
Notas
Sé que puede ser difícil la explicación de cómo colocar las hojas. Son unas hojas muy finitas, así que en el resultado final no se notará si quedan arrugas o si hay capas un poco irregulares. De hecho, la gracia de esta pasta es ir superponiendo hojas y hojas, para que después de horneada, quede una pasta muy crujiente.

Como el molde es redondo y las hojas son rectangulares, es por eso por lo que nos sobrarán los bordes. Queremos que nos vayan quedando como una flor para que haya bordes y esquinas en toda la circunferencia del molde. Así, cuando terminemos con las 8 capas, podremos recoger los bordes hacia dentro y todas las partes de la tarta de queso tendrán su parte crujiente por arriba.

Equivalencias con TM21Equivalencias thermomix

Más información: milhojas de salmorejo y berenjena o canelones crujientes de queso de cabra


Irene Arcas

Mi nombre es Irene, he nacido en Madrid y soy licenciada en Traducción e Interpretación (aunque hoy en día trabajo en el mundo de la cooperación internacional). Actualmente, soy la coordinadora de Thermorecetas.com, blog con el que llevo colaborando desde hace varios años (aunque era fiel seguidora mucho tiempo atrás). Aquí he descubierto un lugar maravilloso que me ha permitido conocer a gente estupenda y aprender una infinidad de recetas y trucos. Mi pasión por la cocina viene desde que era pequeñita cuando ayudaba a mi madre a cocinar. En mi casa siempre se han preparado platos de todas las partes del mundo, y esto, unido a mi gran afición por los viajes exóticos y por todo lo relacionado con el mundo culinario, han hecho que hoy sea uno de mis grandes hobbies. De hecho, empecé en el mundo blogero hace unos años con mi blog de cocina Sabor Impresión (www.saborimpresion.blogspot.com). Después conocí la Thermomix, y supe que sería mi gran aliada en la cocina. Hoy no concibo cocinar sin ella.

3 comentarios

  1.   Vanesa dijo

    Oh! Siempre me preguntaba cómo hacerlo en casa. Este fin de semana la pruebo!

  2.   Mireille dijo

    Hola irene, anoche lo hice y la pasta se me queda muy “chiclosa”. Lo deje un poquito mas en el horno porque cada horno, ya sabes, es diferente pero aun asi no salio bien 🙁

    1.    Irene Arcas dijo

      Hola Mireille, qué extraño… el interior sí queda blandito, pero las capas de arriba deben tostarse y quedar crujientes ¿también las de arriba te quedaron chiclosas? ¿Cuánto tiempo lo tuviste en total en el horno? ¡cuánto lo siento! A ver si damos con la clave de lo que ha podido pasar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: