Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Trucos para utilizar el gel de sílice en la cocina

Bolsitas de gel

Seguro que en más de una ocasión has necesitado que algunos alimentos se conserven mucho mejor sin tanta humedad. ¿Vives en una zona con mucha humedad? Ahora puedes utilizar algo que tenemos a nuestro alcance, y solo es cuestión de acostumbrarnos a guardarlo para momentos cómo éstos. No te pierdas los trucos para utilizar el gel de sílice en la cocina, para conservar mucho mejor aquellos alimentos que han de permanecer secos.

Muchos alimentos pierden sus características o su garantía cuando les ha tocado la humedad. En estos casos utilizamos medidas caseras, como el arroz o el papel absorbente. Pero hay bolsitas de gel de sílice que pueden funcionar de maravilla, sobre todo si han venido con algún pedido y se te ha ocurrido guardarla en vez de tirarla.

Estas bolsitas se presentan en forma de bolitas blancas o transparentes, creadas de silicato sódico, cuyo poder es absorber hasta un 40% de la humedad de su alrededor. Pero hay que tener un dato claro, dichas bolsitas pueden ser tóxicas en contacto con los alimentos, así que lo mejor es optar por aquel gel de sílice que sea apto para uso alimentario.

Conservas en especias

Hay que tener en cuenta que la humedad estropea mucho la composición de los alimentos. Este hecho hace que favorezca mucho la aparición de hongos, moho y la proliferación de bacterias, sobre todo en esos alimentos frescos que son de origen natural.

¿Cómo utilizar estas bolsitas?

Pues esta idea viene genial para meter estas bolsitas dentro de los productos susceptibles con la humedad, como el azúcar, la sal o en legumbres, etc. Sobre todo, en muchos alimentos perecederos y aquellos que se pueden estropear en aquellos ambientes húmedos: frutos secos, setas deshidratas, snacks, hierbas aromáticas, bollería o elaboraciones de repostería con azúcar, algas deshidratadas…

Trucos para utilizar el gel de sílice en la cocina

¿Se estropean las bolitas de gel de sílice? Estas bolitas aguatan mucho, pero se pueden hinchar cuando han absorbido mucha humedad. Si quieres volver a deshidratarlas, tan solo tienes que extenderlas sobre una bandeja con papel vegetal y deshidratarlas al horno unos minutos a 200°, hasta observar que se han deshinchado. Pero este arreglo solo lo puede admitir algunos formatos, ya que existen otras bolitas que cuando cogen su color blanco dejan de ser eficaces. Incluso no aceptan después temperaturas superiores a 150°.

Si no es difícil conseguir estas bolsitas las puedes comprar en paquetes, ya que individualmente son muy asequibles de precio y puedes utilizarlas para muchas cosas, no solo para uso alimentario. Hay ejemplos en internet, dónde se pueden comprar paquetes de 80 bolsitas por 12 euros.


Descubre otras recetas de: Trucos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.