Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Todo lo que necesitas saber para cocinar con soja texturizada

Desde hace meses en las estanterías de los supermercados vemos soja texturizada y seguro que más de una vez te has preguntado qué es o cómo cocinarla.

Por eso nos hemos puesto manos a la obra para ofrecerte toda la información que necesitas. Así podrás animarte a incorporarlo en tu dieta y preparar ricas recetas con este ingrediente tan versátil.

Además hemos preparado 10 tips o trucos para que tus recetas con este nuevo ingrediente te queden perfectas.

¿Qué es la soja texturizada?

La soja texturizada o carne de soja o proteína vegetal texturizada es un ingrediente muy conocido entre las comunidades veganas o vegetarianas ya que sirve como sustitutivo a la proteína animal.

Para hacer este producto se parte de las habas de soja que, una vez extraído el aceite, se deshidrata para hacer harina de soja. Esta es sometida a un proceso de alta temperatura, presión, texturización y deshidratación. Una vez deshidratado se le da diferentes formas que van desde los filetes, tiras, cortezas o migas de soja.

Las que más se ven en los supermercado son migas finas de tamaño medio ideales para hacer boloñesa o albóndigas.

¿Qué puedo hacer con la soja texturizada?

Su sabor neutro lo hace un ingrediente muy versátil con el que se pueden preparar infinidad de recetas saladas como boloñesa, albóndigas, lasañas, canelones o como relleno de verduras y huevos.

Aunque no exclusivamente tienen que ser saladas ya que se pueden hacer barritas y otras recetas dulces con un resultado sorprendente.

 

¿Cuáles son sus valores nutricionales?

Una de las mejores cualidades de este producto es que es bajo en grasas saturadas y sal y que está libre de azúcar. Aunque también hay que recordar que es una fuente importante de fibra, proteínas e hidratos de carbono.

La soja texturizada es un alimento rico en potasio, calcio, hierro, fósforo y diversas vitaminas del grupo B.

Los valores nutricionales por 100 gramos de soja texturizada son 364 kcal, 4 g de grasas, de las cuales 0,6 g son saturadas, 30 g de carbohidratos, 4 g de fibra, 50 g de proteína y 0,04 g de sal.

La ración de soja texturizada por persona ronda entre los 35 y 40 gramos en crudo aunque dependerá de cada persona.

10 tips para conseguir una receta perfecta con soja texturizada

Escoger la textura adecuada: no todas las sojas texturizadas sirven para lo mismo. Es exactamente igual que sucede con la carne cuando utilizamos carne picada para hacer albóndigas o carne en dados para hacer un guiso. Así que asegúrate de escoger la más adecuada a tu receta.

Hidratar: es importante hidratarla antes de comenzar a cocinarla. Puedes usar solo agua, tu caldo favorito o también agua con pastillas de caldo concentrado casero.

Usar directamente: como te comentaba antes, es importante hidratarla pero no es imprescindible ya que en algunas recetas en las que se utiliza mucho caldo, como en la boloñesa, se puede añadir la soja texturizada directamente a la receta. Durante la cocción se irá hidratando y absorbiendo todo el sabor.

Sazonar: También es fundamental sazonar con especias ya que su sabor es muy neutro y estas serán las encargadas de darle un poco de vida y sabor. Puedes usar comino, curry, cúrcuma, orégano, pimentón dulce o picante y, por supuesto, pimienta negra.

Temperatura: La hidratación es mejor hacerla con el líquido caliente ya que la soja se hidrata más rápido. Así que calienta durante unos minutos el caldo antes de añadirlo a la soja texturizada.

Tiempo: El tiempo de hidratación dependerá de la textura que tenga la soja que vayamos a utilizar. Puede oscilar entre los 10 y los 30 minutos aunque lo normal es que sean unos 15 minutos. No te preocupes si te pasas de tiempo ya que no se estropea ni pierde textura.

Cantidad de líquido: La soja se hidrata o remoja con el doble de líquido en volumen, es decir, que si utilizas una taza de soja texturizada tendrás que poner 2 tazas de líquido. Sin embargo si la cueces directamente necesitarás 2,5 de su volumen lo que viene siendo 2 medidas y media.

Escurrir: No te recomiendo que escurras en exceso la soja. Así que olvídate de usar un paño limpio o papel de cocina ya que puedes correr el riesgo de que quede excesivamente seca. Lo mejor en estos casos es usar un colador, así conseguirás una receta jugosa.

Cocinar: Una vez escurrida puedes cocinarla durante unos 20 minutos en una salsa de verduras o un pisto para que coja sabor.

Ahorrar tiempo: puedes cocinar la soja para más de un día o para más de una receta. Una vez lista, guárdala en un recipiente hermético en la nevera. Se conserva perfectamente entre 3 y 4 días.

Y ahora que ya sabes un montón de cosas sobre la soja texturizada, ¿te animas a usarla? 😉

Más información – Receta básica: Pastillas de caldo concentrado de verduras

Fotos – Meredith Petrick, Kelly Sikkema by Unsplash / Polina Tankilevith by Pexel / Veganamente y Antonio Cansino by Pixabay


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.