Trucos para mantener limpia la nevera

Se acerca la primavera y es un buen momento para darle un repaso en profundidad a nuestra cocina. Y, como por algún sitio hay que empezar, he recopilado unos cuantos trucos para mantener limpia la nevera.

Y es que es el lugar donde guardamos los alimentos perecederos y más sensibles. Por eso es normal que le demos un trato especial.

¿Por dónde empezamos?

Antes de empezar hay que organizarse un poco. Así que lo mejor es marcar un día en el calendario para esta tarea.

Nos resultará más fácil si hacemos la limpieza cuando la nevera tenga pocos alimentos. Por eso es esencial organizar bien el menú de la semana anterior a la fecha procurando darle salida a cuantos más alimentos sea posible.

Hay que recordar que no se debe romper la cadena de frío de los alimentos, así que hay que tener a mano una nevera portátil o algún sitio adecuado para poder guardar los alimentos mientras se realiza la limpieza.

Llegado el día, lo primero que haremos será apagar y desechufar la nevera antes de empezar. Así no derrocharemos energía ni dinero inútilmente.

Después vaciaremos la nevera para limpiarla bien por dentro. Así mismo aprovecharemos para descartar los productos que estén pasados y revisaremos las fechas de caducidad. Así podremos tener mejor control de los productos que debemos consumir con urgencia.

También le daremos un buen repaso a los estantes y cajones de la nevera. Para ello lo mejor es sacarlos y dejarlos en remojo en caliente o tibia con un poquito de jabón. Prestaremos atención a las esquinas para retirar cualquier tipo de residuo que se pueda haber quedado pegado.

Una vez limpios los secaremos con un paño limpio y seco para que no tengan humedad.

Mientras se terminan de secar, limpiaremos el interior de la nevera. Yo suelo utilizar agua caliente y un chorrito de vinagre o limón, sobre todo si tengo alguno guardado en la nevera. Son limpiadores naturales, económicos y que no dejan olores artificiales ni químicos.

No podemos olvidar las juntas o las gomas de la nevera. Es increíble lo sucias que se ponen y lo desapercibidas que pasan. Para esta tarea usaremos un paño húmedo y, si hiciera falta, es muy práctico un cepillo pequeño para llegar donde el paño no alcance.

Por último limpiaremos por fuera la puerta y el tirador para dejar nevera perfecta.

Cuando ya esté todo limpio pasaremos un paño seco y colocaremos los estantes y cajones en su lugar.

Limpieza y también orden.

Ahora es el momento de meter de nuevo los productos en la nevera limpia. Por eso nos toca limpiar la base de los envases para evitar dejar feos cercos en nuestro reluciente frigorífico.

Ya que estamos, ordenaremos los artículos de manera eficiente. Usaremos los cajones inferiores para la carne, pescado y marisco fresco. Son los productos que más suelen derramar líquidos, de esta manera cuando más abajo estén menos tendremos que limpiar.

La leche es otro producto que suele dar bastante guerra. Así que utilizaremos la misma norma y la colocaremos en la parte inferior de la puerta, asegurándonos que está bien cerrada.

Colocaremos los artículos o productos siguiendo las recomendaciones del fabricante y usando las diferentes zonas de frío que nuestro refrigerador ofrece.

Además los artículos que debamos consumir pronto los colocaremos hacia delante donde se vean bien. Ya que, si los guardamos hacia atrás, se olvidarán y se acabarán haciendo malos.

No podemos olvidar enchufar y encender nuestra nevera cuando tengamos todos el género colocado.

Trucos fantásticos para mantener la nevera impoluta.

Siempre que limpiamos la nevera a fondo nos damos cuenta de que si hubiéramos sido un poco más aseados y organizados habríamos ganado bastante tiempo. Y es cierto, pero como no somos perfectos podemos usar los siguientes trucos para ayudarnos en nuestro día a día.

El que más me gusta es el de involucrar a toda la familia en esta tarea. No hace falta poner a los más pequeños de la casa a limpiar las juntas de la puerta pero sí que nos pueden echar una mano. Sólo tienen que comprometerse a cerrar bien los botes para prevenir manchas o derrames.

Es imposible evitar los accidentes, así que cuando ocurran los limpiaremos al momento. Así evitaremos goteos por toda la nevera o que otros alimentos se ensucien. Además es mucho más fácil limpiar una mancha en fresco que si se queda pegada.

Podemos aprovechar cuando un estante está casi vacío para limpiarlo o repasarlo. Hay momentos en los que la nevera está más vacía, así que es el momento perfecto para pasar un paño para mantenerla limpia y ordenada sin tener que hacer una limpieza en profundidad.

Usar contenedores para guardar los alimentos. Es más fácil mantener la nevera en orden e impecable si evitamos guardar las sobras o los alimentos cocinados en platos. Lo mejor en estos casos es usar contenedores de cierre hermético.

Además de la limpieza es importante mantener el orden para utilizar al máximo el espacio y ahorrar tiempo y dinero.

Tal y como hemos visto antes, los alimentos cocinados se deben conservar en recipientes herméticos. Lo mejor es usarlos rectangulares ya que se acoplan perfectamente al interior de la nevera.

Para emplear bien hasta el último centímetro es mejor tener varios modelos de diferentes alturas. Así podemos usar los bajos para cosas pequeñas y los más altos o grandes para comidas recién hechas con mayor volumen.

Los fiambres también se deben guardar en fiambreras. Si los guardamos en su envoltorio acabarán ensuciando otros alimentos y quedándose secos o con mal aspecto.

Podemos utilizar etiquetas para marcar los recipientes y saber en cada momento que es lo que contienen. No hace falta que sean etiquetas decoradas y bonitas, a veces, con un cinta adhesiva de papel y un boli es suficiente. Así podrás retirarlo fácilmente del recipiente sin que deje restos de pegamento.

A mí me gustan mucho los recipientes de cristal. Sé que son menos ligeros que los de plástico pero ofrecen otras ventajas como, por ejemplo, que es un material más noble porque no sufre alteraciones con el uso. Es más fácil de limpiar, no deja olores y no suelta partículas. Además en los envases de cristal se puede escribir con un bolígrafo permanente y se borra fácilmente con agua y jabón.

¿Quieres darle un acabado profesional a tu nevera?

No todas las neveras están instaladas de la misma manera pero si la que tenemos en casa se puede separar de la pared podemos aprovechar y limpiar la parte trasera.

Sólo tenemos que asegurarnos de que la nevera está desenchufada mientras realizamos la limpieza del serpentín y el ventilador. Para ello lo mejor es utilizar un plumero quitapolvo. Sus fibras son capaces de atrapar todas las pelusillas que se han quedado acumuladas. Con este pequeño gesto dejaremos nuestra nevera casi como nueva.

¿Necesitas un truco para eliminar el mal olor de la nevera?

No sólo es importante mantener la nevera limpia y ordenada. También es básico que no tenga olores raros para que la comida se conserve en perfecto estado.

Para eliminar el mal olor de la nevera puedes utilizar los siguientes trucos:

Puedes poner un frasco sin tapa con carbón activo o activado. Este material, que es la mismo que se utiliza para mantener limpias las peceras, tiene la capacidad de atrapar sustancias gracias a sus microporos. Podrás encontrarlo fácilmente en tiendas online o de mascotas.

Otro truco casero es cubrir la superficie de medio limón con bicarbonato sódico y dejarlo en el frigorífico.

Y hablando de limones, incluso puedes dejar medio limón con varios clavos de olor clavados en la piel. En ambos casos retíralos o cámbialos cada semana para asegurarte de que el truco sea efectivo.

Fotos –Tirza van Dijk / Peter Wendt  / Squared.one on Unsplash


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.