Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Trucos para perder el miedo al pescado

Trucos para perder el miedo al pescado

El pescado es uno de los alimentos más nutritivos y muchas familias no lo pueden introducir por su rechazo, sobre todo en los niños. Hay familias dónde hace tiempo que no lo introducen en su dieta y tan solo lo utilizan en días de celebración. Tan solo el 65% de los hogares no entra en la cesta de la comprar y desde aquí vamos a animaros con algunos trucos para perder el miedo al pescado.

Hay que reconocer que el pescado ha creado un gran revelo a la subida de su precio, pero todavía podemos observar que hay ofertas que podemos introducir en nuestra cesta de la compra. Nuestro consejo y para que el pescado sea de buen agrado debe tener un sabor muy suave y que apenas contenga espinas. Al menos, es lo que mejor se puede proponer si no se acepta su sabor.

Comienza con el pescado libre de espinas

Algunos pescados como la merluza ya vienen envasados para que sean totalmente libres de espinas. Cuando estés en la pescadería pide que te quiten la mayoría de sus espinas, por lo general suelen extraer la espina central y recortar los bordes.

A la hora de añadirlos a tu lista de la compra te recomendamos: la merluza, la lubina, la corvina, el atún, el salmón y la dorada. Son pescados de piezas grandes y que se desespinan con mucha más facilidad. Cuando los tengas en casa y antes de cocinarlos puedes hacer un pequeño repaso pasando la mano y los dedos sobre su carne y observando si tiene alguna espina que sobresalga. Si es el caso, la puedes extraer con los dedos o con alguna pinza.

Trucos para perder el miedo al pescado

Acostumbra el pescado al paladar

Hay pescados muy suaves que puede ser introducidos con mucha más facilidad. Los pescados blancos son los que priman en muchos platos y pueden ser cocinados casi de cualquier forma y ser disfrutados con total garantía. Entre ellos la merluza, el pez emperador, panga, bacalao, abadejo, tilapia o rape.

  • Si optas un día en concreto por un pescado con más sabor, puede utilizar algunos trucos para suavizarlo. El sabor vendrá concretizado por la forma en que se descongela, la frescura de su pesca y la forma de cocinarlos.
  • Si lo compras congelado descongélalo muy despacito, no de forma drástica ni haciéndolo a través del microondas.
  • Si lo vas a cocinar con cualquier salsa siempre está mejor que primero lo saltees un poco en la sartén y con aceite. Si no haces este paso puede que el sabor el pescado siempre sea mucho más fuerte.
  • Si lo vas a hacer en el horno no añadas agua a la bandeja, solo rocíalo con un poco de aceite. Si necesitas que se suavice mucho más su sabor pueden hacerle unas aberturas trasversales y ponerle unas rodajitas de limón.
  • Prepara o añade salsas o guarniciones acordes para acompañar al pescado. Algunos pescados si los rebozas en harina y huevo, también le dan un sabor especial.

Trucos para perder el miedo al pescado

  • No eches pescado en el puré y con todos los ingredientes, puede que cambie totalmente su sabor y eso hace que no guste. Pero puedes hacerlo de otra forma. Haz el puré como de costumbre e incorpora después unos trocitos para que solo lo acompañe. O puedes echar el pescado desmenuzado en un plato y que lo vaya comiendo a su ritmo, así te aseguras de que toma el primer plato y después que ponga intención en comer el segundo.

Utilízalo como acompañante para otros platos

Siempre se puede camuflar para que se pueda tomar sin excepción. Tampoco se trata de esconderlo por completo, sino de que se haga ver que puede formar parte de cualquier receta habitual para que pueda ser asimilado en la dieta.

  • Puedes ponerlo como acompañamiento en cualquier plato.
  • Utilizarlo como relleno en empanadillas. Como nuestras empanadillas de atún.
  • En la elaboración de croquetas, también puedes incluir este ingrediente. Saltéalo primero en una sartén y después añádelo al relleno. Puedes ver nuestras croquetas extra cremosas de bacalao.
  • También puedes hacer rellenos con bechamel para masas como hojaldres, volovanes, canelones o rellenos para lasañas.
  • Si os gusta en casa los platos fríos, también lo puedes incluir en ensaladas o en recetas a base de ensaladilla. Lo puedes hervir y después desmenuzarlo en trocitos pequeños.

Trucos para perder el miedo al pescado

  • Y si no quieres acompañarlo en otros platos, también puedes aliñarlo con hierbas aromáticas para que lo acompañen en sabor. Algunos trucos que os podemos sugerir son: en una cazuela con agua añade el pescado, junto a una zanahoria, cebolla cortada, unas hojas de laurel y de perejil. Cuando haya hervido puedes dejarlo en el agua y después utilizarlo en trocitos. Otra idea es que con este mismo pescado puedes chafarlo con el tenedor y una patata hervida.

Como último dato, os daremos algunos consejos para su consumo. Si preocupa el tema del Anisakis, lo puedes congelar al menos 5 días y a -20°, pero solo como seguridad para la preparación de platos crudos. Mientras se vaya a cocinar, no hace falta congelarlo, pero hay personas que prefieren hacer los dos tratamientos. Para estar seguros hay que cocinarlo a más de 80°. Si la preocupación reside en la composición del mercurio, lo habitual es tomar de 3 a 4 veces pescado a la semana, combinando el pescado azul y blanco.


Descubre otras recetas de: Trucos

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.