Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Canelones de marisco, rápidos y económicos

Sorprenderéis en Navidad con estos canelones de marisco rápidos y económicos. El nombre es muy apetecible, pero lo mejor es que serán los canelones de marisco más fáciles y económicos que os podáis imaginar. Es cierto que podríamos complicarnos con una receta cara, con ingredientes como bogavante, merluza y hacer un plato muy elaborado con su fumet, su coñac y demás… y podríamos hacerlo y quedaría un plato de lujo. ¡Os sorprenderá el sabor tan rico que tienen!

Pero hoy quiero enseñaros que en Navidad no siempre hay que gastarse tanto dinero ni echar horas y horas en la cocina para hacer un buen plato. O que a veces estamos de viaje en casas de familiares o de pueblo y no tenemos acceso a comprar marisco fresco.

Por eso hoy vamos a hacer estos canelones que están deliciosos y que son fáciles, rápidos y económicos. Usaremos ingredientes de “andar por casa”, a buen precio y disponibles en cualquier sitio todo el año: como gambones o gambas (que pueden ser congeladas), atún, calamares y mejillones de lata.

Yo le he añadido un poco de aceite de trufa que le da a los platos un toque gourmet, diferente. Es un aceite que os recomiendo tener en casa si os gusta el sabor. Es cierto que una botella no es demasiado barata, pero cunde una barbaridad. Os lo garantizo, porque es potente de sabor así que solo con unas gotitas o un chorrito ya es suficiente.

Vamos a utilizar canelones precocidos ¿qué es esto? Son unos canelones que ya vienen con al forma redondeada, con lo cual para rellenar son perfectos porque además no hay que cocerlos antes como los canelones tradicionales. Ya los venden en cualquier supermercado, igual que las placas de lasaña. Tanto si usamos canelones como lasaña precocida, es una opción comodísima por no necesitar cocción previa y para rellenarlos son perfectos porque es tan solo rellenar un tubo duro. Sin embargo, absorben mucho más líquido en el horno para hidratarse y quedar tiernos. Por eso, a veces nos quedan secos al hornearse o duros.

Para evitar eso, vamos a darles unos minutos de cocción al vapor en el varoma, para reblandecerlos y que no se “coman” toda nuestra salsa bechamel y queden jugosos jugosos por dentro.


Guarda esta receta

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   María Silvia dijo

    Tienen que estar riquisimos. Los voy a preparar pero los mejillones se añaden a la vez de gambas, atún y demás…?

    1.    Irene Arcas dijo

      Hola María, efectivamente los mejillones se echan a la vez. Voy a añadirlo ahora mismo a la receta ¡disculpa! Gracias por escribirnos 🙂