Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Canelones de marisco, rápidos y económicos

Sorprenderéis en Navidad con estos canelones de marisco rápidos y económicos. El nombre es muy apetecible, pero lo mejor es que serán los canelones de marisco más fáciles y económicos que os podáis imaginar. Es cierto que podríamos complicarnos con una receta cara, con ingredientes como bogavante, merluza y hacer un plato muy elaborado con su fumet, su coñac y demás… y podríamos hacerlo y quedaría un plato de lujo. ¡Os sorprenderá el sabor tan rico que tienen!

Pero hoy quiero enseñaros que en Navidad no siempre hay que gastarse tanto dinero ni echar horas y horas en la cocina para hacer un buen plato. O que a veces estamos de viaje en casas de familiares o de pueblo y no tenemos acceso a comprar marisco fresco.

Por eso hoy vamos a hacer estos canelones que están deliciosos y que son fáciles, rápidos y económicos. Usaremos ingredientes de “andar por casa”, a buen precio y disponibles en cualquier sitio todo el año: como gambones o gambas (que pueden ser congeladas), atún, calamares y mejillones de lata.

Yo le he añadido un poco de aceite de trufa que le da a los platos un toque gourmet, diferente. Es un aceite que os recomiendo tener en casa si os gusta el sabor. Es cierto que una botella no es demasiado barata, pero cunde una barbaridad. Os lo garantizo, porque es potente de sabor así que solo con unas gotitas o un chorrito ya es suficiente.

Vamos a utilizar canelones precocidos ¿qué es esto? Son unos canelones que ya vienen con al forma redondeada, con lo cual para rellenar son perfectos porque además no hay que cocerlos antes como los canelones tradicionales. Ya los venden en cualquier supermercado, igual que las placas de lasaña. Tanto si usamos canelones como lasaña precocida, es una opción comodísima por no necesitar cocción previa y para rellenarlos son perfectos porque es tan solo rellenar un tubo duro. Sin embargo, absorben mucho más líquido en el horno para hidratarse y quedar tiernos. Por eso, a veces nos quedan secos al hornearse o duros.

Para evitar eso, vamos a darles unos minutos de cocción al vapor en el varoma, para reblandecerlos y que no se “coman” toda nuestra salsa bechamel y queden jugosos jugosos por dentro.

Canelones de marisco

Imprimir receta

Sorprenderéis en Navidad con estos canelones de marisco rápidos y económicos. El nombre es muy apetecible, pero lo mejor es que serán los canelones de marisco más fáciles y económicos que os podáis imaginar.

Irene Arcas

  • Cocina: española
  • Tipo de receta: pasta
  • Calorias: 430
  • Raciones: 12 ud
  • Tiempo de preparado:
  • Tiempo de cocinado:
  • Tiempo total:

Ingredientes

Canelones

  • 50 g de puerro
  • 30 g de aceite de oliva
  • 10 g de aceite de trufa
  • 200 g de gambas/gambones pelados
  • 2 latas de mejillones bien escurridos (al natural, a la gallega, en escabeche...)
  • 2 latas de calamares bien escurridos (yo usé en su tinta, vale a la americana, gallega...))
  • 1 lata pequeña de atún en aceite (bien escurrida)
  • 1 cucharada de nata
  • sal
  • pimienta
  • 12 canelones precocidos

Bechamel

  • 25 g de aceite de oliva
  • 25 g de mantequilla
  • 50 g de harina o maicena
  • 1 brick de nata para montar (200 ml)
  • 400 g de leche
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de pimienta
  • 1/2 cucharadita de sal
  • queso rallado para gratinar

Preparación

  1. CANELONES

    Ponemos en el vaso el puerro, el aceite de oliva y el aceite de trufa. Trituramos 4 segundos, velocidad 4. Programamos 6 minutos, temperatura 120º, velocidad cuchara. 

  2. Añadimos las gambas o gambones, los mejillones escurridos, el atún escurrido y los calamares en trozos. Programamos 3 minutos, temperatura 120º, velocidad cuchara.

  3. Agregamos la nata, la pimienta, la sal y la nuez moscada. Programamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. Trituramos 4 segundos, giro a la izquierda, velocidad 4. Retiramos y dejamos templar.

  4. BECHAMEL

    Retiramos los restos de la preparación anterior del vaso con un papel de cocina (no hace falta lavar el vaso). Añadimos el aceite y la mantequilla y programamos 3 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. 

  5. Agregamos la harina y cocinamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1. Añadimos el resto de ingredientes de la bechamel (nata, leche, especias) y programamos 9 minutos, temperatura 90º, velocidad 4. 

  6. Mientras se cocina la bechamel vamos rellenando los canelones con ayuda de una cucharilla pequeña.

  7. En un recipiente apto para horno (mejor si es más ovalado o cuadrado para que nos quepa en el varoma) ponemos una capita fina de bechamel y reservamos el resto de bechamel en un cuenco.

    Colocamos los canelones sobre esta capa de bechamel. Colocamos el recipiente con los canelones dentro del varoma y tapamos. No pasada nada si no nos cabe perfecto ni la tapa cierra a la perfección. Tan sólo queremos darle un poco de calor a través del vapor del varoma para que se reblandezcan y no se nos sequen en el horno.

    Enjuagamos el vaso de la bechamel y ponemos 500 g de agua, colocamos el varoma en su posición, dentro el recipiente con los canelones, la tapa encima (aunque no encaje o cierre bien). Podemos cubrir con un paño de cocina para aprovechar mejor el vapor. Programamos 20 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

  8. Precalentamos el horno a 180º. 

    Sacamos el recipiente de los canelones del varoma. Removemos con un tenedor enérgicamente la bechamel que teníamos reservada y cubrimos nuestros canelones. Espolvoreamos con queso y horneamos 20 minutos a 180º calor arriba y abajo (o hasta que estén dorados).

    Podemos decorar con cebollito para servir.

     

Notas

Podemos guardas las cáscaras de los gambones para hacer un fumet para un arroz o una sopa. Prepararlos con antelación y congelar: pensad en estos canelones como una opción para dejar preparados con antelación. Podeis colocar los canelones en vez en una fuente de cristal o para horno, en estos recipientes metálicos aptos para alimentación. Y cuando los saquéis del varoma, antes de hornearlos, dejarlos enfriar, cuabrirlos con el queso rallado, envolver el recipiente con su tapa y después papel film y meterlos en el congelador. Así, después tan solo tendréis que retirar el film y la tapa, retirar el recipiente de plata rajándolo, colocarlos en otro recipiente para horno y meterlos directamente en el horno unos 30-40 minutos a 180º. (También podéis meterlos con el recipiente de plata si es apto para horno, pero luego pasarlos a una fuente para que nos queden bonitos en la presentación será más complicado).

¿Quieres sacar el máximo partido a Thermomix?
Descarga nuestro libro de recetas Express o hazte con los mejores accesorios para tu Thermomix. Cocinar bien nunca fue tan sencillo.
Libro de recetasAccesorios Thermomix

Guarda esta receta
string(2) "20"