Crema fría vegana de melón y manzana

Aunque la vuelta al cole está cada vez más próxima aun queda mucho verano para preparar recetas frescas. Así que no tienes excusa para disfrutar de esta crema fría vegana de melón y manzana.

Los ingredientes son muy sencillos y fáciles de encontrar en el mercado. Además es muy rápida de hacer y, como si se tratara de un gazpacho, estará listo en 2 minutos.

Esta crema fría es muy refrescante lo que resulta muy cómodo para preparar cenas ligeras o como primer plato en las comidas más copiosas.

Crema fría vegana de melón y manzana

Imprimir receta

Una crema sencilla y refrescante que tendrás lista en 2 minutos.

  • Tipo de receta: cremas
  • Calorias: 150
  • Raciones: 2
  • Tiempo de cocinado:
  • Tiempo total:

Ingredientes

  • 2 tiras finas de piel de limón
  • 3 hojas de menta fresca
  • 500 g de pulpa de melón sin piel y sin pepitas
  • 75 g de manzana verde sin piel y sin pepitas
  • 75 g de caldo de verduras
  • 15 g de nata de coco
  • Sal y pimienta blanca

Preparación

  1. Ponemos en el vaso las tiras de limón y las hojas de menta todo bien lavado y seco. Añadimos también la pulpa de melón limpia, la manzana y el caldo de verduras. Salpimentamos y trituramos durante 1 minuto, velocidad 10.

  2. Para finalizar, incorporamos la nata de coco y batimos suavemente 20 segundos, velocidad 3.

  3. Retiramos y reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

  4. Para decorar podemos usar unas hojias pequeñas de menta.

¿Quieres saber más cosas sobre esta crema fría vegana de melón y manzana?

No dudes en prepararla con antelación. Si la haces por la mañana podrás guardarla en la nevera y cuando vayas a servirla estará fresquita haciéndola aun más refrescante.

Esta receta es genial si estás pensando en organizar un bufé al aire libre. Sírvela en chupitos como los de la foto, incluso te diría que usaras chupitos congelados así te asegurarás que la crema fría vegana de melón y manzana está en su punto.

La receta está adaptada para que tanto veganos e intolerantes a la lactosa puedan disfrutar de su sabor.

Ya sabes que para obtener nata de coco sólo tienes que dejar una lata de leche de coco en la nevera durante toda la noche. Al día siguiente sin agitarla y sin apenas moverla la abres y verás que por un lado tienes la leche y también una capa más espesa que es la nata de coco.

Si no tienes tiempo para dejarla reposar también puedes sustituir la nata directamente por la leche de coco. En ese caso agítala muy bien para que quede bien espesa.

Más información – Gazpacho andaluz

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.