Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Flanes de café y cacao

Con estos flanes de café y cacao podrás disfrutar, al mismo tiempo, de tus sabores favoritos sin tener que escoger entre uno y el otro.

Esta receta es muy vistosa porque los flanes tienen 2 capas llenas de sabor pero que se complementan perfectamente. Por no hablar de su textura tan suave que querrás repetir.

Estos flanes me recuerdan mucho al sabor del tiramisú, salvando las diferencias, ¡claro!. Pero ambos postres juegan con el sabor del café intenso y del cacao en polvo que, si se combinan bien, forman un tándem delicioso.

¿Quieres saber más cosas sobre estos flanes de café y cacao?

Lo primero que tienes que saber a la hora de cualquier tipo de flan es que el tipo de molde que utilices marcará el tiempo de cocción.

Si utilizas moldes de aluminio necesitarás menos tiempo para cocerlos que si utilizas moldes de cristal o de cerámica.

Otra detalle importante es el tamaño. Los flanes individuales siempre se hacen más rápido que los flanes grandes. Así que si prefieres usar un único molde grande para toda la familia ten en cuenta estas recomendaciones:

Antes de caramelizarlo, asegúrate de que tu molde te cabe en el varoma. Ya sabes que el varoma tiene una capacidad y una forma muy peculiar y no todos los moldes se adaptan bien.

Asegúrate también de que el varoma cierra bien. Esto es fundamental para que se forme vapor y tu flan quede perfecto.

Tampoco puedes usar un molde demasiado grande porque las capas quedarán muy finas y el resultado no será el esperado. (Te lo digo por experiencia propia 😉 )

Tampoco te agobies por el material o el tamaño porque es muy fácil saber si tu flanes están listos o no. Solo tienes que chequearlos, si el centro está cuajado ya están listos para retirarlos. Si, por el contrario, el centro está líquido es que les faltan unos minutos. Así que prolonga la cocción y vuelve a chequear.

Como verás cuando leas la receta, estos flanes se hacen en 2 cocciones, una por cada capa. Pero te aseguro que, aunque la primera capa se cueza el doble de tiempo, no queda dura ni pastosa. Todo lo contrario, las dos quedan suaves y fáciles de tomar.

A la hora de prepararlos, yo suelo poner la capa de café abajo y la cacao arriba pero no importa el orden. Puedes variarlo sin ningún problema.

Puedes hacerlos usando café soluble normal o café soluble descafeinado. No notarás la diferencia y así podrás terminar ese bote que compraste hace meses para hacer el café Dalgona.

Cuando los vayas a servir, puedes decorarlo espolvoreando cacao puro en polvo. Usa un colador de malla fina para que te quede una capa homogénea y bien repartida.

También puedes poner un poco de nata montada, sobre todo si tus comensales son supergolosos. Personalmente, me gusta más la primera opción porque los sabores se distinguen mejor y los disfruto más.

Más información – Tiramisú original / Café Dalgona

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Guarda esta receta

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.