Mazapán casero

Hoy traemos todo un clásico de las mesas navideñas: mazapán casero. No os podéis imaginar lo sencillísimo que es y lo buenísimo que está. Se tarda poquísimo, es más, es más laborioso darles una forma bonita que hacer la masa y hornearlos después.

Yo he optado esta vez por hacerlos con forma de media luna porque es el molde que teníamos en casa de mi madre, pero por supuesto, podéis hacerlos con las formas que más os gustes. Desde redondeados a mano o utilizando cualquier molde que os guste. Hoy en día comprar moldes es muy fácil y, además, podréis usarlos después para elaborar galletas por ejemplo.

Además, utilizaremos tres ingredientes básicos: almendra (muy típico estas fechas), azúcar y huevo. Así de sencillo. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Mazapán
Todo un clásico: mazapán casero. Con tan sólo tres ingredientes básicos como la almendra, el azúcar y el huevo haremos unos mazapanes a la altura de las mejores mesas navideñas.
Autor:
Cocina: Tradicional
Tipo de receta: Repostería
Ingredientes
  • 250 g de almendra
  • 250 g de azúcar
  • 1 huevo (separando clara y yema)
Preparación
  1. Ponemos el azúcar en el vaso y pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-7-10. Sacamos del vaso y lo extendemos en una bandeja o recipiente amplio para que se vaya enfriando.
  2. Sin lavar el vaso, echamos las almendras dentro y programamos 1 minuto, velocidad progresiva 5-7-10.
  3. Agregamos ahora el azúcar glas que teníamos reservado y mezclamos 15 segundos, velocidad 6.
  4. Añadimos la clara de huevo y mezclamos de nuevo 20 segundos, velocidad 6.
  5. Sacamos la masa a la mesa de trabajo y la vamos amasando manualmente hasta que sea una masa manejable.
  6. Formamos bolitas pequeñitas y les vamos dando la forma que más nos guste.
  7. Colocamos los mazapanes en la bandeja del horno y pincelamos la superficie con la yema de huevo batida.
  8. Precalentamos el grill del horno (sólo el grill/gratinador) y doramos unos 5-8 minutos hasta que vayan cogiendo un color doradito. Ojo que se queman rapidísimo, así que estad atentos y cuando se hayan tostado un poquito podéis sacarlos. No queremos que se cocinen sino que se doren por encima.
  9. Dejamos enfriar y ¡listo!
Notas
Una vez hechos, conservadlos en una caja o en una bolsita de plástico, así se mantendrán tiernos.

En este caso, estamos haciendo nosotros la almendra molida. Pero si queréis que os quede una textura más fina, podéis comprar la almendra ya molida.

Información nutricional por ración
Calorías: 100

Equivalencias TM21

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Valora esta receta: