Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Mermelada sin azúcar de fresas, manzana y chía

Esta mermelada sin azúcar de fresas, manzana y chía es ideal para las personas que les gustan los sabores auténticos y que también disfrutan cuidándose.

Esta mermelada no lleva ni una pizca de azúcar, así que es ideal para diabéticos y todas aquellas personas que estén a dieta o que lleven una alimentación bien equilibrada.

A pesar de no llevar azúcar ni ningún otro tipo de edulcorante tiene una textura que te sorprenderá. Es perfecta para untar sobre tus tostadas o para usar en tus postres favoritos.

¿Quieres saber más cosas sobre esta mermelada sin azúcar de fresas, manzana y chía?

Antes de que los puristas se me echen encima tengo que decir que, en realidad, no es una mermelada porque este tipo de preparaciones siempre llevan azúcar que, además de endulzar, les da una textura especial.

Además el azúcar funciona como conservante y es fundamental para preservarlas de bacterias y hongos y que duren durante meses.

Esta preparación no sirve para conservar al vacío porque, como he comentado antes, no tiene nada de azúcar ni ningún otro conservante.

Debes conservarla en la nevera y consumirla en cuestión de días…claro que esto no es ningún problema porque está tan rica que te durará un asalto.

A pesar de que su duración no es prolongada, es una receta que merece la pena porque tiene un auténtico sabor a fresas y muy poquitas calorías.

Cada 15 g, que viene siendo una cuchara de postre, tiene aproximadamente 9 kcal…Asombroso, ¿verdad?

A simple vista puede parecer que no tendrá una buena textura por eso es fundamental que lleve manzana y semillas de chía. La manzana aporta dulzor y también algo de pectina.

Y ya sabes que las semillas de chía en contacto con un líquido forman un mucílago. Este gel viscoso también ayuda a que la mermelada tenga la textura adecuada para que la puedas extender sobre una tostada.

Una de las cosas que más me ha gustado de esta receta es que sale la cantidad exacta para rellenar 2 botes. Los que yo he utilizado son estos, me gustan mucho porque las tapas cierran perfectamente y me dan mucha tranquilidad.

Otra de las cosas que más me gusta es que, aunque la el tiempo de cocción es largo, puedes estar haciendo otras cosas. Thermomix® ya se encarga de remover por ti.

Es fundamental que no pongas el cubilete, así facilitarás la evaporación. Y, además, debes poner el cestillo sobre la tapa para evitar salpicaduras.

En la primera parte, la que se cuece a 95º, no te hará tanta falta el cestillo. Pero en la segunda, en la que se cocina a temperatura varoma, es básico si no quieres que tu cocina parezca el escenario de un crimen.

Más información – Mermelada de frambuesas y chía

Fuente – Receta modificada del blog Directo al Paladar

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Guarda esta receta

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Isabel Labby dijo

    Más que mermelada, eso es una compota sin azúcar.

    1. Hola Isabel,
      si has leído toda la receta ya habrás visto que he comentado que “…en realidad, no es una mermelada porque este tipo de preparaciones siempre llevan azúcar que, además de endulzar, les da una textura especial.”. Además aviso de que no sirve para conservar al vacío precisamente por la carencia de un conservante.
      Lo bueno de esta receta es que, aunque sea una compota, tiene una textura fácil de untar en las tostadas. 😉
      Saludos!