Mermelada tropical

No he podido resistirme a preparar esta mermelada tropical. Cuando vi los ingredientes ya supe que me iba a gustar y es que la piña, el mango y la lima forman un trío delicioso.

Cada ingrediente aporta sus propias características; el mango es dulce y con cuerpo, en cambio la piña es más fibrosa pero refrescante. Por su parte la lima le da ese puntito ácido que le viene de maravilla a nuestra conserva casera.

Además esta mermelada tropical está hecha con xilitol. Así que le sentará bien a la gente que está cuidando su dieta y también a los diabéticos.

Mermelada tropical
Deliciosa conserva casera con mango, piña y lima
Autor:
Tipo de receta: Mermeladas
Raciones: 600 g
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 400 g de mango
  • 200 g de piña
  • 1 lima
  • 300 g de azúcar de abedul o xilitol
Preparación
  1. Pelamos el mango y la piña y los cortamos en trozos. Ponemos esos trozos en el vaso y les añadimos la ralladura y el zumo de lima.
  2. Agregamos el xilitol y trituramos durante 10 segundos, velocidad 4.
  3. Bajamos la mezcla hacia las cuchillas y programamos 20 minutos, temperatura varoma, velocidad cuchara, sin cubilete.
  4. Terminado el tiempo comprobamos que la mermelada tiene la textura y densidad adecuada.
  5. Dejamos que se enfríe y ya está lista para consumir.
Notas
Con estas cantidades salen 600 gramos de mermelada.
Los calorías están calculados para raciones de 15 g que es aproximadamente lo que consumimos en una tostada.
Información nutricional por ración
Tamaño de ración: 15g Calorías: 40

¿Qué mas debes saber de esta receta?

No hace falta que las cantidades sean exactamente iguales. Si por acabar una piña añades 25 gramos más, la receta seguirá estando de vicio.

Puedes sustituir el xilitol por la misma cantidad de azúcar pero entonces la mermelada tropical tendrá muchas más calorías. Además recuerda que mientras que el xilitol tiene un índice glucémico de 7, el azúcar común lo tiene de 60-65.

El xilitol lo puedes encontrar más fácilmente de lo que crees, búscalo en tiendas de dietética y también en internet.

Si quieres hacer conservas sólo tendrás que verter el contenido caliente en frascos esterilizados, limpiar el borde y cerrar con las tapas también esterilizadas.
Dales la vuelta y déjalos así (boca abajo) durante 12 horas.
Después les pones una etiqueta con la fecha de elaboración y ya los puedes guardar en la despensa.

Para comprobar que la mermelada tiene el punto adecuado sólo tienes que ser precavido y guardar en el congelador un par de platos pequeños antes de empezar la receta. Terminado el tiempo de cocción coges una cucharadita de la mermelada y la pones sobre el plato congelado. Lo dejas 1 minuto en la nevera y después compruebas la textura. Si al tocarlo se forma una arruga en la superficie es que ya está lista para envasar.

Es importante recordar que tanto las mermeladas con las confituras y jaleas al enfriarse espesan. Así que es mejor retirarlas del calor antes de que estén completamente espesas para evitar que te quede textura de membrillo.

Más información – Mermelada de frambuesas y chía

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


4 comentarios

  1.   Carlota Tortosa Gil dijo

    Sandrita igual está buena ??

    1.    Carlota Tortosa Gil dijo

      A la vuelta del puente

  2.   Loli Cobos Tome dijo

    Bea Cobos te tiene que gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: