Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Potaje de garbanzos con calabaza y judías verdes

Aunque ya estemos en primavera en casa aun seguimos disfrutando de platos de cuchara como este potaje de garbanzos con calabaza y judías verdes.

Un plato vegano con legumbres y verduras, lleno de nutrientes que te servirá para completar tu menú semana.

Además es una receta que podrás llevarte al trabajo porque es muy fácil de transportar y de calentar.

¿Quieres saber más cosas sobre este potaje de garbanzos con calabaza y judías verdes?

Lo primero que tienes que saber es que esta receta es de las que mejoran con el tiempo, así que no dudes en hacerla con antelación y déjala reposar para que los sabores se asienten.

Como comentaba antes, es una receta vegana ideal porque además de las legumbres y las verduras le hemos añadido cúrcuma para darle color y, de paso, aprovecharnos de sus buenas cualidades.

Para hacer esta receta puedes cocer tus propios garbanzos o bien usar garbanzos ya cocidos de bote. Si usas esta última versión, recuerda enjuagarlos bien hasta que no suelten espuma.

Si no tienes caldo de verduras puedes utilizar 500 g de agua con 1 cucharada de concentrado de caldo casero. Es una alternativa que yo uso mucho y, la verdad, es que funciona muy bien porque aporta sabor a los platos.

Las judías verdes que he utilizado para hacer esta receta son de las redondas, tipo bobby. Son más suaves y más rápidas de cocinar que las planas.

Además pueden ser frescas o congeladas. Si utilizas esta opción, no te hace falta ni descongelarlas pero procura que no vaya mucho hielo para que no enfríe el caldo.

Esta plato además se puede congelar, así que si te ha sobrado alguna ración no dudes en ponerle una etiqueta y congelarlo. El tiempo de conservación en el congelador es de hasta 3 meses.

Más información – Taboulé verde / Receta básica: cocer garbanzos con Thermomix / Receta básica: Pastillas de caldo concentrado de verduras

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Guarda esta receta

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   M Carmen dijo

    Buenas noches Mayra¡ esta receta es super sana y con ingrdientes que normalmente tenemos en cas
    Pero se puede hacer con el cubrecuchillas para y dejarlo más tiempo para que todo quede super tierno verdad?

    1. Hola M Carmen:
      Sí, se puede poner el cubrecuchillas entre el paso 3 y el 4.
      Para que te quede supertierno tiene que tener en cuenta varias cosas: dureza del agua, tamaño de trozos y el tipo de judías verdes.
      Te recomiendo que los garbanzos ya estén en su punto. En esta receta lo único que tienes que hacer es añadirlos al final para que los sabores se mezclen.
      Las judías verdes, mejor las redondas porque se cuecen antes y son más tiernas que las planas.
      La calabaza se cuece muy rápido, así que para que no se deshaga, es mejor que la cortes en cubos medianos-grandes. De lo contrario se deshacen y se quedaran mimetizados en el caldo.

      Saludos!