Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Receta básica: harina de almendra

Hacer harina de almendra en casa es lo más sencillo del mundo. Sobre todo si tienes un robot como Thermomix con la potencia suficiente para triturar cualquier tipo de alimento.

En casa utilizamos mucho este tipo de preparaciones porque nos aseguramos de que no haya ningún tipo de contaminación cruzada. Además es tan sencilla que no cuesta trabajo.

¿Quieres saber más cosas sobre esta receta básica de harina de almendra?

Lo primero que tienes que tener en cuenta, sobre todo si preparas recetas inglesas y americanas, es que no es lo mismo la harina de almendra (almond flour) que la almendra molida (almond meal). El modo de prepararlo es el mismo aunque para la harina de almendra se utilizan almendras blanqueadas y para hacer almendra molida se utiliza también la piel marrón. Así que quedaría como una versión más integral.

La mayoría de las veces no son intercambiables ya que el resultado es diferente, así que es mejor ceñirse a los ingredientes indicados.

Además también existe la pasta de almendra que es como la mantequilla de cacahuete pero hecho con almendra. También es sencilla de hacer en casa si tienes un robot potente, pero de este tema ya hablaremos otro día. 😉

Sobra decir que la harina de almendra es apta para celíacos e intolerantes al gluten pero no para los alérgicos a los frutos secos. Tenlo en cuenta si vas a hacer alguna receta para mucha gente como por ejemplo para el cole o para el trabajo.

Esta claro que hay épocas del año donde la harina de almendra la utilizarás mucho como en Navidad porque la mayoraía de las recetas típicas se basan en las almendras como ingrediente principal. Aunque también la puedes emplear el resto del año para hacer infinidad de recetas tanto tartas como bizcochos.

¿Cómo conservar la harina de almendra?

A mí me gusta hacer la harina de almendras en el momento. Así ni ando con botes pequeños por la despensa ni se me pone rancia. Sí, sí…rancia. Los aceites, cuando pasan mucho tiempo, se ponen rancios. Da igual que sea el aceite de oliva que el aceite de los frutos secos.

Para evitarlo ajusto la cantidad porque el proceso es siempre el mismo. Si la receta me pide menos de 200 gramos pongo la cantidad indicada en el vaso y la muelo. Después ya sigo con el resto de la receta. Y si la receta me pide más de 200 gramos pues lo hago en tandas y listo. Así me aseguro que el resultado sea siempre el mismo.

Pero, si por cualquier motivo te ha sobrado harina de almendra y quieres conservarla, lo mejor es usar siempre un bote hermético. Debe ajustarse lo máximo al volumen para que haya la mínima cantidad de aire en el interior. Así se conservará en perfecto estado durante más tiempo.

No hace falta que la guardes en la nevera ya que se conserva perfectamente en la despensa durante semanas.

Más información – Mantequilla de cacahuete / Tarta de Santiago / Bizcocho sin gluten de limón y arándanos

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Guarda esta receta

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.