Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Salsa sin tomate

No te lo vas a creer cuando te diga que la salsa de hoy es una salsa sin tomate. Sí, has leído bien…sin tomate!!. Puedes decirme y repetirme que la salsa parece una auténtica salsa de tomate como las tradiciones y precisamente por eso estoy tan contenta con esta receta.

Esta salsa nació de un comentario que nos dejaron en la página de Facebook preguntándonos como podrían sustituir la salsa de tomate. Al principio me quedé un poco extrañada hasta que empecé a buscar un poco y enseguida comprendí que se debía de tratar de alguien con intolerancia a los tomates. Y ya sabéis que en Thermorecetas estamos sensibilizadas con las personas que sufren alguna alergia o intolerancia así que espero que esta salsa sin tomate pueda ayudaros a todos.

La verdad es que es muy versátil y tiene muchas posibilidades para quedarse en “mi recetario favorito”.

¿Quieres saber más cosas sobre esta salsa sin tomate?

Sin duda la gran protagonista de esta receta es la remolacha. No es el ingrediente predominante pero si que es el que va a aportar un color como el de la salsa de tomate normal.

Lo mejor de todo es que esta salsa la puedes usar como si fuera la de tomate de toda la vida. Podrás hacer unos ricos canelones, o darle color a un plato de arroz o incluso hacer una pizza para los más pequeños de la casa. 😉

Te has dado cuenta ya del potencial que tiene, ¿verdad?. A nosotros nos ha encantado porque es una manera sencilla de incluir remolacha y zanahoria en los platos del día a día. Con lo cual conseguimos una dieta mucho más rica y variada.

No dejes de ponerle un chorrito de vinagre a tu salsa sin tomate. Parece una tontería pero le da ese puntito ácido que tiene la salsa de tomate y, la verdad, es que le va muy bien.

Yo le he puesto vinagre de umeboshi porque es un ingrediente con gran poder alcalinizante. Este tipo de vinagre lo encontrarás en herboristerías o tiendas de alimentación especializadas aunque también puedes usar vinagre de manzana que es más fácil de encontrar.

Con estas cantidades salen unos 300 gramos de salsa. Además tiene muy pocas calorías, sólo 170 calorías por cada 100 gramos o, lo que viene a ser lo mismo, 25 calorías por cada cucharada tamaño postre.

La salsa sin tomate se conserva muy bien en la nevera ya que aguanta más de 1 semana siempre que esté bien cerrada.

Más información – Salsa de tomate al estilo italiano / Tomate frito / Canelones de carne y paté/

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Guarda esta receta

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Marijose dijo

    Sale buenísima. Me encanto. No sabe para nada a remolacha. Genial! Muchas gracias chicas.

    1. Qué bien que os guste esta receta!!
      Es tan sencilla!! Y una alternativa muy buena para la salsa de tomate.

      Besos!!

  2.   Marijose dijo

    Genial. Esta buenísima. No sabe para nada a remolacha. Gracias chicas.