Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Tarta de la abuela

Quizás sea esta una de las tartas más famosas y más tradicionales que existen. Y por ello es especial. La tarta de la abuela es una tarta que no puede faltar en ninguna casa ni en ningún cumpleaños. Rellena de galletas, crema, flan o natillas y cubierta de chocolate. ¿Puede algo tan sencillo estar más rico? Seguramente no.

Lo cierto es que hay muchas versiones de esta tarta, pero sí que parece que son comunes las galletas, la leche y el chocolate. A partir de ahí, las versiones son infinitas: con crema pastelera, con flan, con natillas, con licor, sin licor…

Esta receta es un homenaje a todas las madres y abuelas que nos han regalado tantos buenos momentos en todas las cocinas del mundo, que nos han enseñado el amor por la buena cocina y el cariño a través de cada uno de sus platos.

Pero sobre todo, esta receta es especial para mí. Esta fue la primera receta que hice en mi vida, cuando sólo tenía 8 añitos. Me la enseñaron en mi colegio y aún hoy recuerdo ese momento con toda la nitidez del mundo porque pude experimentar en la cocina, pude preparar un plato yo solita entero, de principio a fin, pude mancharme de chocolate y natillas de arriba a abajo, pero sobre todo, pude disfrutar cocinando como nunca antes lo había hecho.

Tarta de la abuela

Imprimir receta

Quizás sea esta una de las tartas más famosas y más tradicionales que existen. Y por ello es especial. La tarta de la abuela es una tarta que no puede faltar en ninguna casa ni en ningún cumpleaños. Rellena de galletas, crema, flan o natillas y cubierta de chocolate. ¿Puede algo tan sencillo estar más rico? Seguramente no.

Irene Arcas

  • Cocina: española
  • Tipo de receta: postre
  • Calorias: 350
  • Raciones: 8
  • Tiempo de preparado:
  • Tiempo de cocinado:
  • Tiempo total:

Ingredientes

Tarta

  • 1 paquete de galletas rectangulares (tipo maría)

Crema de natillas

  • 600 g de leche + 100 g para remojar las galletas
  • 20 g de maicena
  • piel de 1/2 limón
  • 1/2 ramita de canela
  • 80 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de polvo de vainilla o azúcar vainillado

Cobertura de chocolate

  • 150 g de chocolate de cobertura tipo fondant (negro o con leche)
  • 150 g de nata para montar
  • 40 g de mantequilla sin sal

Preparación

  1. Crema de natillas

    Ponemos en el vaso la leche, el palo de canela y la piel del limón. Programamos 15 minutos, 100º, velocidad cuchara (estamos atentos para que la leche no se salga del vocal, si fuera así bajar la temperatura a 98º-95º). Con esto daremos un sabor a la leche muy especial.

  2. Dejamos templar dentro del vaso para que siga infusionando. Cuando haya bajado la temperatura a 37º, retiramos la piel del limón y la canela.

    Añadimos a la leche la maicena, los huevos, el azúcar, la vainilla y programamos 7 minutos, temperatura 90º, velocidad 4. Seguidamente ponemos 5 segundos, velocidad 10. 

    Retiramos la crema a un bol y tapamos con film transparente (que el film esté en contacto con la crema para que no se seque la capa de arriba).

  3. Disponemos un molde rectangular (para que os hagáis una idea el mío era de unos 18x27cm aprox.).

    Ponemos los 100 g leche en un cuenco y vamos remojando las galletas y las vamos disponiendo en el molde. El remojado tiene que ser rápido, no queremos que la galleta se quede blanda. Tan sólo es meterla 1-2 segundos y sacarla. Las vamos colocando para cubrir toda la base con una capa de galletas. Si hace falta, cortamos trocitos de alguna galleta para rellenar cualquier hueco que quede.

     

  4. Cubrimos la primera capa de galletas con la crema de natillas que teníamos reservada.

    Cubrimos esta capa con una capa doble de galletas remojadas. Es decir, dos capas de galletas juntas.

    Reservamos.

  5. Cobertura de chocolate

    Ponemos en el vaso de la thermomix el chocolate troceado y pulsamos el botón turbo 2 segundos. Bajamos los restos de tapa y paredes.

    Añadimos la nata y programamos 4 minutos, temperatura 90º, velocidad 2. 

     

  6. Añadimos la mantequilla a trozos y programamos 2 minutos, velocidad 2 (sin temperatura). 

    Cubrimos la tarta con esta cobertura de chocolate. Metemos en la nevera y dejamos enfriar al menos 4 horas.


Guarda esta receta

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   esther dijo

    vaya pintaza. Una pregunta si no se hace con un molde desmoldable no es un problema para servirla?

    1.    Irene Arcas dijo

      Hola Esther, sí es buena idea usar un molde desmoldable para ahorrarte trabajo. Yo en mi caso no lo utilicé. Hice la tarta en molde de horno rectangular y después corté las porciones con un cuchillo humedecido con un poco de agua. Es una tarta que se corta bastante bien, así que con un poco de maña salen las porciones muy bonitas. Pero sin duda, con un molde desmoldable te quedará perfecta. ¡¡Gracias por escribirnos!! Ya nos contarás qué tal te queda 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

string(0) ""