Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Tarta de la abuela

Quizás sea esta una de las tartas más famosas y más tradicionales que existen. Y por ello es especial. La tarta de la abuela es una tarta que no puede faltar en ninguna casa ni en ningún cumpleaños. Rellena de galletas, crema, flan o natillas y cubierta de chocolate. ¿Puede algo tan sencillo estar más rico? Seguramente no.

Lo cierto es que hay muchas versiones de esta tarta, pero sí que parece que son comunes las galletas, la leche y el chocolate. A partir de ahí, las versiones son infinitas: con crema pastelera, con flan, con natillas, con licor, sin licor…

Esta receta es un homenaje a todas las madres y abuelas que nos han regalado tantos buenos momentos en todas las cocinas del mundo, que nos han enseñado el amor por la buena cocina y el cariño a través de cada uno de sus platos.

Pero sobre todo, esta receta es especial para mí. Esta fue la primera receta que hice en mi vida, cuando sólo tenía 8 añitos. Me la enseñaron en mi colegio y aún hoy recuerdo ese momento con toda la nitidez del mundo porque pude experimentar en la cocina, pude preparar un plato yo solita entero, de principio a fin, pude mancharme de chocolate y natillas de arriba a abajo, pero sobre todo, pude disfrutar cocinando como nunca antes lo había hecho.


Guarda esta receta

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   esther dijo

    vaya pintaza. Una pregunta si no se hace con un molde desmoldable no es un problema para servirla?

    1.    Irene Arcas dijo

      Hola Esther, sí es buena idea usar un molde desmoldable para ahorrarte trabajo. Yo en mi caso no lo utilicé. Hice la tarta en molde de horno rectangular y después corté las porciones con un cuchillo humedecido con un poco de agua. Es una tarta que se corta bastante bien, así que con un poco de maña salen las porciones muy bonitas. Pero sin duda, con un molde desmoldable te quedará perfecta. ¡¡Gracias por escribirnos!! Ya nos contarás qué tal te queda 🙂

  2.   Cristina dijo

    La tarta es espectacular, rica de verdad, en casa ha triunfado, es la segunda vez que la hacemos. Convendria avisar que se pega en extremo, al menos en molde de cristal, la primera vez la consumimos directamente del molde por no poder desmoldarla..la segunda vez pusimos papel de hornear y la emplatamos. Un saludo.

    1.    Irene Arcas dijo

      ¡Gracias Cristina por tu comentario! Me es muy útil. Ahora mismo voy a poner una pequeña nota para que se pincele el molde con un poquito de aceite antes de empezar a montar la tarta. Así seguro que se puede desmoldar sin problema. Y también muy útil tu sugerencia del papel de hornear. Me alegro mucho de que te haya gustado. ¡A nosotros nos encantó! Gracias por seguirnos 🙂 ¡Un beso!