Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Tofu de garbanzos

Hoy os mostramos como hacer un tofu de garbanzos con Thermomix®. Una receta ideal para hacerla con nuestro robot porque podrás hacerla de principio a fin en el vaso, sin manchar nada más.

Que no te asuste el tiempo total de la receta porque, realmente, solo necesitas 8 minutos para prepararla. El resto es tiempo de remojo y de reposo.

Este tofu es ideal para darle a tus ensaladas y platos un aporte de proteína vegetal y fibra. Además es tan sencilla y resultona que te encantará.

Ideal también para comer legumbres en verano de una forma más divertida y original.

¿Quieres saber más cosas sobre este tofu de garbanzos?

No es la primera vez que hacemos tofu con Thermomix®. Hace tiempo publicamos un tofu birmano que se hace con cúrcuma y cominos. Te dejo aquí la receta por si quieres echarle un vistazo:

Tofu birmano o tofu de garbanzos

Disfruta en casa con esta receta de tofu birmano a base de garbanzos. Sencilla, suave y que podrás usar en infinidad de preparaciones.

Esta nueva versión me gusta mucho porque es más sencilla y, además, le puedes dar tu propio toque personal añadiendo tus especias favoritas.

Uno de los ingredientes que hemos utilizado es la levadura nutricional. Aquí tienes un artículo donde te explico qué es y dónde comprarla aunque ya te adelanto que no tiene nada que ver con la levadura de hacer panes.

Levadura nutricional. El suplemento de moda que llegó para quedarse.

Comparte Twitea Envía Pinea Email Print La levadura nutricional es un suplemento alimentario que tiene muy buena acogida no sólo...

La levadura no es obligatoria pero te aseguro que le da un toque muy especial, además que ayuda a espesar un poco la masa.

Para hacer el tofu, yo he utilizado un molde de cristal de 10 x 7 x 3,5 cm de alto y va perfecto porque cabe justo y le da la forma perfecta.

A la hora de utilizarlo, yo lo suelo cortar en cubos, los pincelo de aceite y les añado especias como pimentón, chile, cominos, etc y los doro en la sartén. Se quedan firmes por fuera y blanditos por dentro…¡una delicia!

Se pueden doblar las cantidades pero, en este caso, tendrás que cocerla la masa un poco más de tiempo. El punto ideal es cuando la masa se empieza a despegar ligeramente de las paredes y se forma un capa en el fondo del vaso.

Aún no he probado a congelar esta receta. Cuando lo haga, te contaré el resultado.


Descubre otras recetas de: Comida sana, Fáciles, Legumbres, Recetas de verano

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   marta dijo

    Muy interesante esta receta, pero por favor, ¿nos confirmas que no se cocinan los garbanzos en ningún momento?
    En el falafel, que se prepara igual al principio, se terminan por freir en pequeñas porciones, precisamente para que la masa de garbanzo triturada se pueda comer frita.
    ¿No sienta mal tomar garbanzo crudo, por muy hecho puré que sea?
    Muchas gracias, un saludo.

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      Hola Marta:
      Los garbanzos se trituran SIN cocer, solo remojados. Pero la pasta NO se come cruda.

      Tal y como indica la receta se cocina en el punto 4, durante 7 minutos a 100º.

      Espero que mi respuesta te ayude.

      Saludos!