Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Trigo sarraceno con champiñones y nueces

Hoy os traigo una receta con un ingrediente muy especial: trigo sarraceno con champiñones y nueces. Un platazo con sabor otoñal y que además es sin gluten, sin lactosa y vegano.

Es una receta sencillísima, muy nutritiva y que tendrás lista en unos 20 minutos. Además, aunque tenga sabor a otoño, la podrás hacer durante todo el año porque sus ingredientes están siempre disponibles.

Además es una receta que podrás hacer con antelación y llevártela fácilmente al trabajo.

¿Quieres saber más cosas sobre el trigo sarraceno con champiñones y nueces?

El trigo sarraceno o alforfón es un pseudocereal con un aporte nutricional superior al resto de los cereales y que además aporta minerales y antioxidantes.

Es un ingrediente imprescindible en herbolarios y tiendas especializadas y que cada vez es más fácil de encontrar en supermercados. Suele estar en la sección de nutrición o de productos para intolerancias alimentarias.

Aunque, para mí, lo mejor es que no tiene gluten.

Sí, como lo oyes…no tiene gluten.

Sí, ya se que se llama trigo y que el trigo tiene gluten. Pero como te comentaba antes, el trigo sarraceno no es un cereal, tampoco es una semilla. Es un pseudocereal como la quinoa y lo puedes tomar sin ningún problema aunque seas celíaco o intolerante al gluten.

Otro día os hablaré en profundidad de este ingrediente pero, de momento, quédate con la idea de que es sencillísimo de cocinar y que te servirá para llevar una dieta más rica en nutrientes.

Para hacer esta receta tienes 2 opciones: remojar o cocer el trigo sarraceno.

Yo he optado por ponerlo a remojo porque así se eliminan los fitatos o «antinutrientes» que son compuestos que inhiben la absorción correcta de los minerales.

Y, además, se reduce el tiempo de preparación de la receta, convirtiéndola en una receta sencillísima y rápida. De hecho, si pruebad un grano remojado verás que ya está blandito.

Pero, si no has dejado el trigo sarraceno a remojo y tienes antojo de hacer esta receta, no tienes de que preocuparte. Solo tienes que enjuagar el trigo sarraceno y ponerlo a cocer como si fuera arroz.

Pon agua a calentar y cuando rompa a hervir añade el trigo sarraceno ya escurrido. Cuece durante 12 minutos o hasta que blando pero firme. Escurre y listo para usar en la receta.

Las sustituciones:

Puedes cambiar la cebolla por puerro e, incluso, por puerro y apio.

Las nueces las puedes cambiar por cualquier otro fruto seco. Las avellanas también le van muy bien a esta receta. Prueba también con castañas asadas para potenciar el sabor a otoño.

El caldo de verduras lo puedes sustituir por agua con un poco de caldo deshidratado casero. Aquí te dejo 2 recetas fantásticas, una vegana y otra vegetariana, para tener siempre a mano:

Receta básica: Pastillas de caldo concentrado de verduras

Estas pastillas de caldo concentrado de verduras son fáciles de hacer y nos servirán para enriquecer nuestros platos caseros.

Concentrado casero de verduras en polvo

Concentrado casero de verduras en polvo es sano, muy fácil y rápido de hacer y además no lleva conservantes ni colorantes artificiales.

La sal de setas viene muy bien para este tipo de platos pero, si no tienes, puedes usar sal normal.

El sésamos y las nueces sirven para añadir algo crujiente al plato. Si no quieres o no tienes en casa, no pasa nada.


Descubre otras recetas de: Arroces y Pasta, Celíacos, Comida sana, Fáciles, Veganas

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Polarograma dijo

    Estoy en desacuerdo con el uso de la palabra antinutrientes. ¿A qué se debe que el fitato sea un antinutriente?, ¿a su poder quelante sobre algunos metales como el Fe? En tal caso, cuando actúa sobre algún metal pesado, ¿lo llamarán depurante y se ensalzará su poder desintoxicante?
    Los fitatos oscilan entre 9-16 mg por 100 g en el trigo sarraceno
    En el sésamo hay de 40-60 mg por 100g y se incluyen en la receta como opcionales pese a su alto contenido en «antinutrientes»
    Para que se hagan una idea de los peligrosos fitatos (en mg/100g):
    Cacahuetes: de 9-20
    Copos de avena: de 8-12
    Garbanzos hervidos: de 3-12

    Les sigo y me gustan bastante sus recetas, les felicito por ellos, pero hoy estoy bastante en desacuerdo con el briconsejo nutricional.
    Saludos

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      Hola!
      Acepto una parte de la crítica que has hecho…¿Quién soy yo para decir lo que nutre y lo que no?
      Pero en lo que no estoy de acuerdo es en las comparaciones: no son lo mismo los 150 g de trigo sarraceno que la cantidad de sésamo que se puede usar para espolvorear el plato que no llega ni a 1 gramo.
      Saludos!