Dulce de pan de higo con corazón de queso

 

dulce-higo

El pan de higo es uno de los dulces tradicionales de Navidad. Se sirve al final de la comida, con frutos secos y en muchos lugares se suele acompañar de queso y vino dulce. Este dulce de pan de higo reinterpreta este postre combinando todos sus elementos: higos secos, almendras, queso curado y mistela en un jugoso bocado.

Estas bolitas de pan de higo se unen a nuestra colección de dulces de Navidad. En Thermorecetas podéis encontrar desde los clásicos turrones o Roscón de Reyes hasta delicias innovadoras como las bolitas de zanahoria y coco. Acordaos de usar nuestro buscador para encontrarlas o consultad la sección Navidad. ¡Veréis cuántas ideas para las próximas Fiestas!


Dulce de pan de higo con corazón de queso
Este dulce de pan de higo reinterpreta este postre combinando todos los elementos que suelen acompañarle: higos secos, almendras, queso curado y mistela en un jugoso bocado.
Autor:
Tipo de receta: Postre
Raciones: 14-16
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 200 g de higos secos
  • 100 g de almendras fritas
  • 30 g de vino dulce moscatel o mistela
  • 50 g de queso curado
  • media cucharadita de semillas de hinojo (o anís)
  • media cucharadita de semillas de comino
  • media cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar glas (para espolvorear)
Preparación
  1. Lavamos los higos y les quitamos el rabito.
  2. Los introducimos en el vaso junto a las almendras y las especias. Trituramos durante 1 minuto a velocidad 5.
  3. Añadimos el vino y mezclamos durante 15 segundos a velocidad 4.
  4. Cortamos el queso en trocitos (irán dentro de las bolitas, que tienen el tamaño de una trufa, por lo que el trozo de queso tiene que ser un dadito de aprox. 5 mm por lado)
  5. Cogemos porciones de la mezcla, la aplastamos un poco con la mano y ponemos el dado de queso en su centro. Formaremos bolitas del tamaño de una trufa, que dejen en su interior el dado de queso. Es una masa muy fácil de manejar, no tendréis problemas con ello.
  6. Una vez hechas, están ya listas para comer. Pero también podemos dejar que se sequen un poco dejándolas sin tapar y fuera de la nevera, en un sitio fresco, durante unas horas o incluso un par de días. Cuando tengan el punto deseado, las metemos en un bote con tapa hermética en el frigorífico donde podéis mantenerlas hasta una semana.
  7. Acordaos de sacarlas un poco antes de comerlas y de espolvorearlas previamente con azúcar glas.
Información nutricional por ración
Calorías: 327

Equivalencias con TM21

equivalencias thermomix

Más información – Turrón a la piedra, Roscón de Reyes, Bolitas de zanahoria, coco e incluso chocolate

Fuente: Gastronomia & Cia

Categorías

Navidad, Postres

Ana Valdés

Me encanta cocinar. Y escribir. Así que, ¿qué mejor que un blog de cocina? Thermorecetas combina mi trabajo y mi pasión. Soy Licenciada en Periodismo, y hace ya años creé en Valencia, donde nací en 1970, mi propia agencia: Producción Informativa, especializada en comunicación y edición de publicaciones. Durante este tiempo, ha redactado todo tipo de artículos periodísticos, textos publicitarios y campañas de comunicación, además de trabajos de diseño gráfico, fotografía y coordinación de ediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: