¡Hoy vamos a viajar a México! Antes de nada, quiero aclarar que no es ningún plato típico del país, sino que he pretendido darle un poco de sabor mexicano a un guiso de judías rojas que hacían en mi familia y que se acompañaba con arroz. ¡¡Está sabroso y delicioso!! Realmente un acierto y un éxito… ¡todo el mundo ha repetido!

Prepararemos un guiso de judías o alubiar rojas con verduras y al caldo de añadiremos un toque de especias Mexicanas y mole. Desde luego, un sabor muy muy interesante. Además, lo acompañaremos de arroz blanco y cebolleta encurtida. Un plato completo y muy nutritivo.

Me las piden, las hago y se acaban en un par de días (como mucho). Y es que, entre las galletas y los bizcochos caseros preparados en Thermomix, no compro galletas ni bollería.

Podemos hacer galletas integrales o con harina blanca, con más o menos grasa, más o menos especiadas, con pepitas de chocolate, con nueces, con pasas… Las posibilidades son infinitas. Por eso os dejo un recopilatorio de 9 recetas de galletas deliciosas. Estad atentos porque seguro que, en unos meses, publicamos una segunda parte.

Si vuestro bebé ya tiene 1 añito y puede tomar pescado este puré infantil con lechuga y merluza os vendrá muy bien por su textura.

Es verdad que Thermomix es fantástica para conseguir unas cremas finas pero esta vez seleccionaremos una velocidad más baja para que el puré quede ligeramente grumoso. Obviamente los alimentos serán igual de fáciles de digerir pero con esta nueva textura los pequeños tendrán que masticar un poquito y así se irán acostumbrando a las texturas sólidas.

¿Se ha puesto malito de la tripa tu peque de repente y no tienes qué darle de comer? Que no cunda el pánico, para eso eso está nuestra thermomix, que en menos de 20 minutos tendrá listo un delicioso arroz que se comerán encantados. Sólo necesitamos ingredientes básicos que siempre tenemos a manos en casa: arroz, caldo de pollo o agua, aceite de oliva y zanahoria y lo tenemos resuelto.

Si queréis daros un capricho sano tenéis que hacer este bizcocho de para. No tiene aceite ni mantequilla, por eso digo que es bajo en grasa, y tampoco contiene demasiado azúcar.

Os animo a que sigáis los pasos al pie de la letra porque está todo pensado para que no nos sobre nada (del limón utilizaremos tanto la piel como el zumo) y para que no tengamos que lavar el vaso hasta que acabemos la receta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información ACEPTAR