Alcachofas en vinagreta

alcachofas-en-vinagreta-thermorecetas

¿Preparados para disfrutar de un aperitivo a base de vegetales? No os vais a creer lo bien que combinan estas alcachofas en vinagreta con una caña fresquita.

Esta receta tiene muchas cosas buenas: es apta para veganos, es muy fácil de hacer, se prepara con antelación, aguanta varios días en la nevara y, lo mejor de todo, es que están de rechupete!!

Yo las suelo servir con bastante pan porque sé que a la gente le gusta aprovechar el sabor aromatizado del aceite pero no se vale hacer barquitos, sobre todo si queréis llevar una vida sana y saludable.

Para preparar las alcachofas en vinagreta he utilizado corazones congelados que podremos encontrar en el supermercado en cualquier época del año. Si queréis prepararlas con alcachofas naturales, tendréis que retirar todas las hojas externas hasta quedarnos sólo con el centro. Hay que quitar también las puntas y sobre todo el heno del centro.

Alcachofas en vinagreta
Un delicioso aperitivo a base de vegetales.
Autor:
Tipo de receta: Aperitivos
Raciones: 6
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 300 g de corazones de alcachofa congelados
  • 50 g de pimiento verde
  • 50 g de pimiento rojo
  • 50 g de cebolla fresca
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de aceite de oliva virgen
  • 1 chorro generoso de limón
  • 1 cucharada sopera de albahaca picada
  • Sal y pimienta
Preparación
  1. Llenamos de agua el vaso hasta la marca de 1 litro y añadimos un pellizco de sal. Programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
  2. Colocamos las alcachofas descongeladas en el cestillo. Lo introducimos en el vaso y programamos 5 minutos, 100º, velocidad 4. Comprobamos que las alcachofas están blandas. Retiramos y escurrimos bien. Desechamos el agua de cocción.
  3. Sin lavar el vaso, ponemos el diente de ajo, el pimiento rojo y el verde cortados en trozos medianos. Picamos durante 3 segundos, velocidad 5. Retiramos y dejamos escurrir sobre un colador.
  4. Picamos la cebolla pelada programando 2 segundos, velocidad 5. Juntamos con la picada de pimiento.
  5. Partimos a la mitad los corazones y los vamos colocando en un recipiente amplio, mejor si tiene tapa. A mi me gusta que estén boca abajo, es decir, que el centro de los corazones estén hacia abajo y que formen sólo una capa ya que así se reparte mejor la vinagreta. Cuando tengamos todas las alcachofas colocadas salpimentamos y repartimos por la superficie la picada de pimiento y cebolla. Añadimos la albahaca picada y el chorro de zumo de limón. Por último agregamos aceite repartiéndolo bien.
  6. Cerramos el recipiente y dejamos reposar 12 horas.
  7. Ahora os cuento como me gusta servirlas a mí pero no quiere decir que se tenga que hacer así obligatoriamente. Lo que hago es retirar un poco de la vinagreta que, normalmente, se queda en la superficie y la hago con ella una cama en la bandeja de servir. Encima voy colocando los corazones con el centro hacia arriba. Con un cuchara pequeña voy poniendo un poco de vinagreta en centro pero no demasiada porque el pimiento tiene mucho sabor y lo que interesa es apreciar la alcachofa. Y por último las riego con aceite de la propia vinagreta.
Información nutricional por ración
Calorías: 180

Equivalencias con TM21

equivalencias thermomix

Más información – Caldo depurativo de alcachofa y perejil

Categorías

Aperitivos, Fáciles, Veganas

Mayra Fernández Joglar

Nací en Asturias en 1976. Estudié Técnico de Empresas y Actividades Turísticas en Coruña y ahora trabajo como informadora turística en la provincia de Valencia. Soy un poco ciudadana del mundo y llevo en mi maleta fotos, recuerdos y recetas de aquí y de allá. Pertenezco a una familia en la que los grandes momentos, buenos y malos, se desarrollan alrededor de una mesa, así que desde pequeña la cocina ha estado presente en mi vida. Pero sin duda mi pasión se acrecentó con la llegada de la Thermomix a mi casa. Después vino la creación del blog La Cuchara Caprichosa (http://www.lacucharacaprichosa.com). Es mi otro gran amor aunque lo tenga un poco abandonado. Actualmente formo parte del maravilloso equipo de Thermorecetas, en el que colaboro como editora. ¿Qué más puedo desear si mi pasión forma parte de mi vocación y mi vocación de mi pasión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: