Crema de kale y aguacate

¿Qué tal si mañana celebramos el National Kale Day con esta crema de kale y aguacate?. Sí, ya sé que estos americanos están “loquitos” pero me encanta que tengan un día para todo.

Por cierto, ¿has visto que color tan intenso tiene la receta de hoy? Su color verde nos indica que está llena de nutrientes y además sólo tiene 100 calorías.

La col kale o col rizada contiene elevados valores de vitamina A, grupo B, C y K. Así como minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio. Es rica en fibra y lo mejor de todo es que apenas tiene calorías.

Pero además esta crema está enriquecida con todo lo bueno de las zanahorias, el ajo, el aguacate, el jengibre y la cúrcuma. Así que ya te puedes imaginar lo sana y saludable que es.

Su textura cremosa sorprende y más cuando te das cuenta que está libre de lácteos, así que no sólo se la pueden tomar los intolerantes a la lactosa también los veganos.

Crema de kale y aguacate

Aprovéchate de lo bueno de la col kale sin preocuparte por la báscula.

  • Tipo de receta: cremas
  • Calorias: 100
  • Raciones: 2
  • Tiempo de cocinado:
  • Tiempo total:

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 100 g de zanahorias
  • 75 g de kale
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 1/2 cucharada (tamaño postre) de cúrcuma
  • 375 de agua
  • 80 g de aguacate
  • Sal y pimienta
  • Nueces y sésamo para decorar

Preparación

  1. Ponemos en el vaso el diente de ajo aplastado, las zanahorias raspadas y cortadas en trozos grandes. También las hojas de kale y el trocito de jengibre. Vertemos el agua, salpimentamos al gusto e incorporamos la cúrcuma. Programamos 15 minutos, 100º, velocidad 1.

  2. Terminado el tiempo añadimos el aguacate en trozos y trituramos 1 minuto, velocidad progresiva 5-7-9.

  3. Servimos en cuencos y terminamos decorando con las nueces y las semillas de sésamo que le darán un toque crujiente.

¿Qué más debes saber de esta receta?

Dependiendo de lo adicto que seas al jengibre puedes poner un trocito más grande o pequeño a la crema de kale y aguacate.

Si no eres muy fan pero no quieres perderte sus beneficios lo tienes muy fácil. Sólo tienes que cocerlo con el resto de los ingredientes y retirarlo antes de triturar.

El tallo del kale suele dar un sabor amargo. Para evitarlo tienes dos solucione; usar sólo las hojas o añadir unas uvas pasas para decorar ya que su dulzor ayudará a compensará el plato.

Para esta receta puedes usar ese aguacate que tienes un poco atrasado. Así le darás salida y evitarás tener que tirar comida.

Más información – Margarina casera sin lactosa

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.