Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Parmesanitos

Esto de trabajar con una masa madre es de lo más gratificante. Nos permite adaptar cualquier receta que lleve levadura de panadero y le otorga un sabor y un aroma inconfundible. En este caso la he utilizado para preparar unos panecillos de Parmesano (Parmesanitos) que nos pueden servir como aperitivo o para acompañar nuestros platos.

Si utilizáis masa madre sabréis que lo de los tiempos es orientativo ya que depende de muchos factores (de la temperatura, de la harina utilizada…). Tendréis que jugar un poco con ese equilibrio temperatura-tiempo para que os queden perfectos.

¡Ah! Lo que se ve en el plato es membrillo. Probadlos con este dulce porque hacen una pareja estupenda.

Más información – Mi pan tipo chapata, Dulce de membrillo


Guarda esta receta

5 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Mercedes dijo

    como puedo hacer si no tengo masa madre?
    Si hago masa madre, la puedo guardar o congelar para utilizar en otras ocasiones?

    1.    Ascen Jiménez dijo

      Hola Mercedes,
      Puedes utilizar levadura de panadero aunque no es tan fácil la sustitución porque la masa madre tiene una cantidad de harina y agua que tendrías que añadir a la cantidad de harina y agua total de la receta.
      La masa madre hay que mantenerla. Puedes tenerla a temperatura ambiente, si la utilizas a diario, o en el frigo, donde puede aguantar semanas. Incluso en el congelador. Parece complicado trabajar con ella pero no lo es tanto. Además es muy gratificante.
      Un abrazo!