Inicia sesión o regístrate y disfruta ThermoRecetas

Helado de corte de frambuesa y vainilla

Este helado de corte de frambuesa y vainilla, cremoso y lleno de sabor, se está convirtiendo en nuestro helado favorito de este verano.

Los helados caseros son muy fáciles de hacer con Thermomix. Además para esta versión no te hará falta heladera, así que ya no hay excusas para disfrutar de un capricho estival.

Además este helado está hecho sin lactosa para que todos puedan disfrutar de un postre o de una merienda rica y refrescante.

No te pierdas la sección “¿Quieres saber más cosas?” donde descubrirás unos cuantos trucos para que este helado de corte te quede perfecto.

¿Quieres saber más cosas sobre este helado de corte de frambuesa y vainilla?

Para que el corte te quede lo más profesional posible lo mejor es que utilices un tetrabrik de base cuadrada de leche o de zumo. Son los que mejor se acoplan al tamaño de las galletas o barquillos con los que suelen servir.

Eso sí, tendrás que hacer manualidades para que el tetrabrik se acople lo máximo posible. Lo primero que tienes que hacer es cortar uno de los laterales.

No hace falta que retires la boquilla del tetrabrik pero si que tendrás que quitar una especie de arandela interior e intentar cerrar ese agujero.

Después lávalo bien, sobre todo si es de zumo para que el helado no tome sabor extraño.

Por último, solo tienes que poner un trozo papel de hornear que cubra bien toda la base de nuevo molde. Así te será mucho más fácil retirarlo del molde a una tabla para poder hacer los cortes lo más similares posibles.

Otro de los secretos de este helado de corte es el orden de las capas parecen iguales pero es mejor poner abajo la crema de frambuesa porque es más espesa y aguanta mejor el peso que la capa de vainilla. Así evitarás que el corte se te desmorone.

Para darle un toque más intenso a la capa de frambuesa le puedes añadir unas gotas de colorante. Puedes utilizar colorantes naturales como el zumo de remolacha que le dará tonalidades más fuertes y no le resta sabor al helado.

También es importante que, una vez montado el helado, lo dejes en el congelador unas cuantas horas para que las capas se asienten bien y que a la hora de cortarlo te resulte más fácil.

Y hablando de cortar, el último truco de hoy te facilitará mucho esta tarea. Para que te resulte fácil solo tienes que calentar el cuchillo que vayas a utilizar. Lo mejor es poner agua caliente en un recipiente y mojar la hoja durante unos minutos. Así cogerá temperatura y cuando la pongas encima del helado lo cortará casi sin hacer esfuerzo…eso sí, tendrás que limpiarla entre corte y corte para que queden bien bonitos y no se manchen.

No te voy a hablar sobre la conservación de este helado porque no creo que sobreviva ni una semana en el congelador. Está tan rico que te lo quitarán de las manos.

Más información – Helado de lima y limón

Adapta esta receta a tu modelo de Thermomix®


Descubre otras recetas de: General, Intolerantes a la lactosa, Más de 3 años, Postres, Recetas de verano

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.