1

pesto vegano1 Pesto vegano

Nuestos amigos veganos buscaban una receta de pesto sin parmesano, un pesto vegano que pueda acompañar pasta y verduras. Hace poco os presentaba el de jengibre y hierbabuena. Pero ahora he descubierto éste con levadura de cerveza, que es muy muy parecido al tradicional pesto genovés. Es ideal tambien para los intolerantes a la lactosa o a la PLV

Probadlo con pasta, con patatas asadas o hervidas, con verduras al horno o al vapor o incluso sobre una tostada. Os va a encantar.

2

lomo y jud%C3%ADas verdes con salsa de yogur thermorecetas Lomo y judías verdes con salsa de yogur

Lo mejor de la dieta mediterránea es que nos permite comer bien y disfrutar de combinaciones variadas. El plato de hoy, lomo y judías verdes con salsa de yogur, cumple perfectamente estos dos requisitos.

Es un plato completo donde la carne y la salsa de yogur nos aportan proteínas y todo lo bueno de los lácteos. Por otra parte, las judías verdes nos ayudan con las vitaminas y minerales.

4

merluza salsa cherry Lomos de merluza con salsa de tomates cherry

Estos lomos de merluza al vapor se cuecen en el Varoma mientras se cocina una salsa ligera de cebolla tierna y tomates cherry. El resultado es un plato jugoso, tierno, sano y bajo en calorías que gusta mucho a los niños y es ideal para dietas de adelgazamiento.

Puede acompañarse con un arroz blanco o un arroz de limón para guarnición como el que nos enseñó Ascen.

2

Mejillones picantones Mejillones picantones

Esto es lo que cenamos ayer: un rico plato de mejillones frescos acompañados de una sabrosa salsa picantona. Es una idea estupenda para hacer una cena rápida y muy sana nutricionalmente hablando.

Es muy sencillita de hacer ya que utilizaremos ingredientes básicos para hacer la salsa, así que sólo tendremos que preocuparnos por comprar mejillones, que afortunadamente siempre están disponibles y a buen precio.

Podemos acompañarlos con arroz blanco cocido o patatas cocidas o al vapor. Pero eso sí, lo que no puede faltar es un buen trozo de pan para mojar en la salsita…¡está de escándalo!