A lo mejor queréis que vuestros niños lleven algún dulce al cole y hay un niño alérgico al huevo, o puede que la persona alérgica esté en vuestra propia casa. Quizás, simplemente, os apetece preparar algo dulce este fin de semana pero os habéis quedado sin este ingrediente.

Hemos querido hacer este recopilatorio para que veáis cuántas cosas podéis hacer si os encontráis en alguna de las situaciones anteriores. Todas ellas han sido probadas y fotografiadas por nosotros y os garantizamos que están riquísimas.

!Lo ha conseguido de nuevo!. Mi Thermomix me ha vuelto a dejar con la boca abierta con esta margarina casera sin lactosa y totalmente vegana. Es sencillísima de hacer y con sólo 2 ingredientes.

Es la solución para aquellas personas que sigan una dieta vegana, sin lactosa o sensibilizada con el desastre medioambiental del aceite de palma ya que está hecha a base de aceite de oliva y de coco. El resultado es excepcional, se extiende muy bien y tiene un sabor tan rico a coco que las tostadas de las mañanas pasan a un plano superior.

Categorías: Comida sana, Fáciles, Legumbres

¡¡Qué frío está haciendo estos días!! Parece que han llegado casi juntas dos olas de frío polar procedentes del norte de Europa. Así que para estos días ¿qué mejor que unas legumbres? Comer legumbres de forma regular durante la semana es muy importante porque gracias a ellas estaremos aportando a nuestro cuerpo proteínas e hidratos de muy buena calidad, además de fibra y vitaminas y minerales como calcio, magnesio, vitamina B… Y, por supuesto, tienen unas características maravillosas como su versatilidad y su precio económico en el mercado.

Para hoy vamos a preparar unas judías blancas muy ligeras, con verduras y hierbas aromáticas. Si queréis, podéis añadirle chorizo o panceta o, si queréis su versión más ligera, dejamos solo las verduras.

Os propongo un plato de pasta que queda realmente rico y en el que vamos a utilizar muy pocos productos frescos. Recurriremos a la despensa ya que tanto el tomate como el atún que vamos a utilizar son en conserva.

Como pasta he utilizado fusilli pero podéis usar la que tengáis en casa. Lo bueno de las hélices es que tienen un montón de huequecitos que atrapan fenomenal nuestra salsa.

Con el frío que está haciendo estos días lo mejor es preparar comidas calientes que nos sacien y que además nos hagan entrar en calor. Así que en estos casos suelo recurrir a esta receta de porrusalda tan típica de la gastronomía tradicional.

Esta vez para hacer la porrusalda he usado sólo puerros, patatas y zanahoria. Aunque hay otra versión a la que le añaden calabaza. E incluso para enriquecerla le ponen bacalao. Cualquiera de ellas está deliciosa, así que empezaremos por la versión sencilla y, más adelante, publicaremos las otras recetas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información ACEPTAR